Viernes, 5 de Febrero de 2010

"No permitiremos que se cuestione la credibilidad de España"

De la Vega asegura que el Ejecutivo no piensa "soltar el timón" de la gestión de la crisis

EFE ·05/02/2010 - 15:09h

Cuando el Gobierno atraviesa una de sus semanas más difíciles, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha vuelto a lanzar un mensaje de tranquilidad y contundencia ante las críticas: el Ejecutivo "no permitirá que se cuestione la credibilidad, la fortaleza y el potencial de la economía española" para salir de la crisis.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De la Vega añadió que el Gobierno no piensa "soltar el timón" de la gestión de la crisis y rechazó que el desplome que ayer registró la Bolsa española responda a una desconfianza en la economía del país.

La vicepresidenta primera consideró "normal" la fluctuación en los mercados de valores, en los que prima "la especulación" y señaló que ayer no sólo cayó la Bolsa en España, aunque en este país se resintiera más, además de asegurar que el Gobierno está convencido de que se recuperará.

No se moja con Almunia

Además restó importancia al análisis que el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, hizo sobre la economía española al señalar que comparte problemas estructurales con otros países como Grecia.

Las reflexiones de Almunia "se pueden compartir o no", señaló De la Vega, para quien el comisario también dejó claro que España está abordando planes y medidas para hacer frente a los distintos problemas de su económica.

"Si yo creyera que hemos dado giros o bandazos, haría autocrítica" 

El Gobierno, insistió, está "centrado y concentrado" en lograr la recuperación del crecimiento y del empleo y trabaja "con la responsabilidad de saber lo que hay que hacer". También negó que haya habido errores o contradicciones en la propuesta para reformar el sistema de pensiones.

"Si yo creyera que hemos dado giros o bandazos, haría autocrítica", dijo De la Vega, quien señaló que el Gobierno está promoviendo las reformas recomendadas desde el G20 y la Unión Europea (UE) para conseguir un modelo productivo que permita crear empleo y contar con un sistema de bienestar consolidado.

No es el peor momento de la crisis

"Tenemos el timón, un plan" y las medidas se han ido adoptando "con cadencia", además de que buena parte de las decisiones que se han tomado en enero ya fueron previamente anunciadas por el jefe del Ejecutivo, añadió. En cualquier caso reiteró que ya "no estamos en el peor momento" de la crisis y se ha "superado un largo trecho".

Frente a quienes "especulan" en los mercados o buscan este debate sobre la capacidad del Gobierno con la intención de "desbancarlo", el Ejecutivo tiene "muy claras las medidas y la ruta" a seguir, señaló la vicepresidenta, quien por eso insistió en la necesidad de transmitir "tranquilidad" a la ciudadanía.

Los agentes sociales actúan desde sus "legítimas posiciones"

En relación con la movilización anunciada por los sindicatos, la vicepresidenta ha asegurado que los agentes sociales actúan desde sus "legítimas posiciones" y defienden los intereses de los trabajadores y de las empresas.

En este sentido, afirmó que "al Gobierno no le asusta el debate" hecho con responsabilidad ni la crítica si es constructiva y sirve para encontrar los puntos que ayuden a superar la situación. Recordó que España vive una situación difícil pero que el Gobierno va a abordar los problemas desde el diálogo social "que tantos beneficios ha reportado a la sociedad española".

"Ahí no vamos a flaquear. Ni en eso ni en nada", señaló la vicepresidenta, que añadió que el Gobierno como tal tiene la responsabilidad y la va a ejercer y, a veces, las decisiones del Ejecutivo producen un debate. Subrayó que "es fundamental" la colaboración de todos y se planteó si "determinadas posiciones" como la del principal partido de la oposición son "las más adecuadas".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad