Viernes, 5 de Febrero de 2010

La modelo Miranda Kerr calienta el mundo de las finanzas

Un empleado de banca casi pierde su trabajo por ser cazado viendo fotos de la modelo durante un programa de televisión en directo

PUBLICO.ES ·05/02/2010 - 13:00h

Internet está movilizada en los últimos días en apoyo de un trabajador de banca al que han suspendido en su empleo al ser cazado 'en directo' viendo fotografías de Miranda Kerr, la modelo australiana imagen de la marca de lencería Victoria's Secret, mientras en su oficina se grababa un programa de televisión.

Según publica The Register, David Kiely, empleado de la empresa australiana Macquarie Private Wealth, no tuvo mucha suerte, ya que la pantalla de su ordenador fue captada por la cámara mientras el programa se emitía en directo, justo en el momento en que abrió una página con las imágenes de la modelo. Así, fue cazado en directo y la secuencia del programa rápidamente se difundió por Internet.

Un portavoz de la empresa asegura que "en Macquarie tenemos políticas estrictas sobre el uso de las herramientas informáticas en el lugar de trabajo y este caso concreto está siendo investigado en este momento".

Kiely fue rápidamente suspendido de su puesto, mientras continúaba la investigación, pero los internautas no han querido esperar y se han lanzado a defender al empleado, iniciando una campaña para evitar su despido. Así, consideran que es habitual que en los puestos de trabajo, de vez en cuando, se eche un vistazo a imágenes "subidas de tono".

De hecho, el propio empleado se justifica, argumentando que recibió un mensaje de correo electrónico que contenía una serie de archivos adjuntos, uno de ellos era un archivo Powerpoint con las imágenes: "Date una vuelta ahora por aquí", rezaba el archivo.

El asunto ha llegado a los oídos de la propia Miranda Kerr que asegura que sería injustificado que despidieran al empleado ya que las imágenes no son pornográficas, si no "comerciales". "Me han dicho que hay en marcha una campaña para salvar el puesto de trabajo de este hombre y por supuesto que la firmaría", asegura la modelo.

Hoy, tras las presiones, la compañía ha confirmando que el empleado continuará en su puesto de trabajo, siempre que pida disculpas por "lo ofensivo de su comportamiento" de cara a los clientes y espectadores. Petición a la que finalmente Kiely ha accedido.

La empresa, el empleado y la comunidad internauta se felicitan por el éxito conseguido, pero la mayor beneficiada del asunto ha sido la señorita Kerra, ya que las búsquedas de su nombre en los buscadores de Internet se han disparado un 100% después de su breve incursión en el mundo de las finanzas.