Viernes, 5 de Febrero de 2010

Rasmussen reconoce el impacto de las operaciones en el presupuesto de la OTAN

EFE ·05/02/2010 - 08:11h

EFE - El secretario general de la OTAN, el danés Anders Fogh Rasmussen, saluda a su llegada ayer a la reunión informal de los ministros de Defensa de la OTAN en el Centro de Congresos de Estambul, Turquía.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, reconoció hoy que el alto coste de las operaciones, sobre todo la de Afganistán, tiene un impacto en el presupuesto de la OTAN.

"Las operaciones militares de la OTAN cuestan más que nunca, especialmente la ISAF, en un momento en que los presupuestos de defensa están bajo presión en todos nuestros países", dijo Rasmussen al abrir una reunión informal de ministros de Defensa de la Alianza.

La reunión respaldará la estrategia acordada en la conferencia internacional sobre Afganistán que se celebró en Londres el pasado 28 de enero y discutirán la evolución de la fuerza que mantiene en Kosovo.

Los ministros alcanzaron la pasada noche un acuerdo para afrontar el déficit del programa de inversiones de la Alianza, que durante 2010 alcanzará previsiblemente varios cientos de millones de euros.

Rasmussen señaló su satisfacción porque, gracias a este consenso, aseguró: "Nuestros soldados tendrán todo el apoyo que necesitan sobre el terreno, y nosotros podremos hacer todas las inversiones estratégicas que necesitamos".

Los ministros acordaron que las operaciones y misiones de la OTAN deben ser financiadas íntegramente, igual que la inversión en programas estratégicos.

Además, la OTAN intentará ahorrar en donde sea posible fuera de las citadas prioridades y va a reformar completamente su procedimiento presupuestario.

A pesar de todo ello, la Alianza calcula que habrá un déficit en su programa de inversiones de varios cientos de millones de euros durante este ejercicio, que se cubrirá con una inyección de fondos de los 28 países miembros.

Sobre Kosovo, Rasmussen señaló que ha habido "un progreso considerable" en los últimos doce meses y que la KFOR, la fuerza que dirige la Alianza en ese país, se ha reducido ya hasta 10.000 soldados.

La OTAN planea reducir esa fuerza durante 2010, pero Rasmussen advirtió hoy de que KFOR será "completamente capaz" de mantener la seguridad en Kosovo, donde está presente desde junio de 1999.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad