Viernes, 5 de Febrero de 2010

Trichet critica a los bancos por dar más beneficios que créditos

El BCE advierte de que vigila a las entidades que recibieron ayudas millonarias

GUILLEM SANS MORA ·05/02/2010 - 01:30h

Trichet, ayer, tras la reunión mensual del BCE en Fráncfort. - REUTERS

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, amonestó ayer a los bancos por su reticencia a conceder créditos. "Está bien que ganéis dinero, pero no olvidéis vuestras obligaciones", afirmó en la rueda de prensa posterior a la reunión ordinaria del Consejo de Gobierno, órgano que decidió dejar en el mínimo histórico del 1% los tipos básicos de interés.

Los beneficios de los bancos no tienen que destinarse en primera línea al reparto de dividendos a los accionistas y bonus a sus ejecutivos, sino a "fortalecer balance" para poder conceder créditos a familias y empresas, dijo Trichet.

Los tipos de interés se mantienen en el mínimo histórico del 1%

El BCE, advirtió, observa con mucha atención el comportamiento en la concesión de créditos por parte de los bancos que recibieron ayudas millonarias a raíz de la crisis. "Tenemos que asegurar que no se ahogue la oferta de crédito", señaló.

La reprimenda de Trichet llegó horas después de que el Santander anunciara beneficios de 9.000 millones de euros en 2009, y el mismo día en que el alemán Deutsche Bank publicó unas ganancias de 5.000 millones. El banco alemán planea reducir los bonus, si bien aumentará al mismo tiempo los sueldos fijos, en algunos casos hasta un 30%.

Los bancos comerciales seguirán disfrutando de dinero barato, ya que Trichet no dio ninguna señal de que el BCE planee subir los tipos próximamente. Están en el nivel "adecuado", dijo.

La recuperación económica es aún muy incierta, según el presidente

Respecto a la evolución económica, Trichet no dispone de análisis basados en nuevos datos desde la última reunión del Consejo hace tres semanas, por lo que mantiene sus pronósticos. La recuperación será "moderada pero desigual", y está sujeta a una "elevada incertidumbre".

Trichet trató de calmar la inquietud de los mercados por el problema del déficit en la eurozona. El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que se sitúe este año en "sólo" un 6%, dijo. Ese valor está lejos del 10% que se espera en Estados Unidos y Japón, constató.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad