Jueves, 4 de Febrero de 2010

La gripe A golpea especialmente a los niños en Europa

Reuters ·04/02/2010 - 20:16h

La pandemia de la gripe A elevó la tasa de mortalidad infantil en Europa a finales del año pasado, pero no la de adultos, dijeron el jueves un grupo de investigadores.

Los primeros datos mostraron un incremento del 28 por ciento en las muertes de niños de entre 5 y 14 años en ocho países, según hallaron Anne Mazick, del Statens Serum Institut de Copenhague, y sus colegas.

Eso supuso un aumento de 77 muertes frente a lo que normalmente se registra en ese grupo de edad en esos meses, añadieron en la publicación online Eurosurveillance ( http://www.eurosurveillance.org/ViewArticle.aspx?ArticleId=19480).

Las muertes estimadas por gripe son complicadas, ya que la mayoría de las personas nunca son analizadas, las muertes no siempre pueden relacionarse con la enfermedad y los casos de muerte no siempre son registrados de forma clara.

"Esta estimación es probablemente conservadora debido al retraso en las comunicaciones", dijeron los investigadores.

una población de 66,8 millones de personas.

"Nuestros datos preliminares muestran que la mortalidad durante la pandemia de gripe en 2009 no alcanzó los niveles vistos normalmente durante epidemias de gripe estacional", escribieron los expertos.

Sin embargo, hallaron 77 muertes más entre los niños de 5 y 14 años, por encima de lo que se registra normalmente en ese período.

"La subida espectacular de muertes tras la semana 41 coincidió con la expansión pandémica de la gripe en los países participantes", escribieron.

"Un número de 77 muertes más corresponden aproximadamente a un incremento del 28 por ciento en la mortalidad entre los niños de 5 y 14 años, coincidiendo con la pandemia", añadió.

En comparación, Estados Unidos, con 300 millones de personas, ha confirmado más de 300 muertes infantiles por el virus H1N1 y dice que probablemente sean bastantes más. Esa cifra es más del doble de los números registrados durante la epidemia anual de gripe estacional.