Jueves, 4 de Febrero de 2010

Las niñas con TDAH tienen otros riesgos mentales

Reuters ·04/02/2010 - 19:31h

Por Amy Norton

Las niñas con el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) son más propensas que el resto a desarrollar depresión, ansiedad, trastornos alimentarios u otros problemas psiquiátricos en la edad adulta, indicó un nuevo estudio.

La investigación, publicada en el American Journal of Psychiatry, siguió a 187 mujeres de entre seis y 18 años con y sin TDAH durante 11 años.

En ese período, el grupo con TDAH fue más propenso a desarrollar síntomas de depresión, ansiedad, trastornos alimentarios, abuso de sustancias o trastornos antisociales que las mujeres sin TDAH.

"Algunos podrían alarmarse con estos resultados", dijo el doctor Daniel Carlat, profesor asociado de psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Tufts University, en Newburyport, Massachusetts.

"Mi temor es que crean que eso significa que hay que tratar a esas mujeres de manera agresiva con estimulantes desde edades tempranas", agregó Carlat, encargado de la publicación The Carlat Psychiatry Report, promocionada como una alternativa a "las revistas existentes con publicidades de la industria farmacéutica".

Por ahora, dijo a Reuters Health, hay pocas evidencias de que tratar el TDAH -con fármacos u otros métodos- pueda prevenir otros trastornos psiquiátricos.

Para el estudio, el equipo dirigido por el doctor Joseph Biederman, del Hospital General de Massachusetts, en Boston, siguió a 96 mujeres con TDAH y 91 sin TDAH.

Al inicio, y nuevamente a los cinco y 11 años, las participantes respondieron entrevistas diagnósticas estandarizadas para los trastornos psiquiátricos.

A los 30 años, más de tres cuartos del grupo con TDAH había tenido depresión en algún momento de su vida, a diferencia de menos de un cuarto del grupo de control.

Lo mismo ocurrió con otros desórdenes. A esa edad, más de tres cuartos del grupo con TDAH había tenido síntomas de ansiedad en algún momento, a diferencia de la mitad de las mujeres sin TDAH.

Y dos tercios habían abusado de drogas o alcohol, comparado con un cuarto del grupo sin TDAH.

Los resultados destacan la importancia de evaluar a las niñas por potenciales síntomas de TDAH y trastornos asociados, recomendó Biederman.

Se desconoce por qué el TDAH está ligado con otros trastornos psiquiátricos, dijo. También opinó que algunos niños tendrían una vulnerabilidad genética subyacente a esos problemas, que aparecerían ante algunos factores estresantes del entorno.

Aún no está claro si el tratamiento del TDAH ayudaría a prevenir esos problemas.

Carlat destacó que el 93 por ciento de las niñas con TDAH en el estudio había recibido algún tratamiento, la mayoría, fármacos con terapia. Pero agregó que el estudio no estuvo diseñado para mostrar qué tratamiento puede o no prevenir otros trastornos.

Lo que sí sugieren los resultados es que los padres de las niñas con TDAH deberían saber que sus hijas pueden o no desarrollar alguno de esos trastornos. Ante cualquier síntoma, deberían realizar una consulta médica.

"Deberían saber también que existen terapias alternativas a los fármacos para tratar el TDAH", agregó.

Además de la terapia conductual infantil, existe un entrenamiento para padres que ofrecen los asistentes sociales o los psicólogos, donde se les enseña cómo manejar los problemas de conducta de sus hijos y otras cuestiones cotidianas.

FUENTE: American Journal of Psychiatry, online 15 de enero del 2010.