Jueves, 4 de Febrero de 2010

Del Toro agradece el cambio a la fantasía con "El hombre Lobo"

Reuters ·04/02/2010 - 17:58h

Por Raquel Castillo

Después de meterse en la piel de personajes tan crudos como el "Ché" Guevara o el duro policía mexicano de "Traffic", Benicio del Toro agradece el respiro que le supone encarnar un personaje fantástico como el hombre lobo.

Declarado "amante de los monstruos clásicos", Del Toro vuelve a las pantallas para interpretar y producir una versión de "El hombre lobo" que pretende servir de homenaje a aquellas películas de terror de los años 30 y 40, y lo hace muy poco tiempo después de quitarse el uniforme del guerrillero.

"Hacer del hombre lobo no quiero decir que es más fácil, ni relajante, pero uno puede hacer payasadas y a lo mejor esas pegan", dijo el actor durante una entrevista de promoción de la cinta en Madrid.

"En el Ché, para cualquier decisión, había que leerse cinco libros", bromeó el intérprete, ganador de un Oscar por "Traffic", dirigida por Steven Soderbergh.

El actor puertorriqueño se mete en la piel de Lawrence Talbot para encarnar el antiguo mito del licántropo, inspirándose sobre todo en la interpretación de Lon Chaney Jr. en 1941 y con la idea de adaptar la historia para las nuevas generaciones.

"El cuento original del hombre lobo no se ha reinterpretado desde 1941. Hemos tenido la oportunidad de traerlo a una generación que no la conoce y a una generación que no la ha visto en mucho tiempo", dijo el actor, que también ha protagonizado "Sin City" y "Snatch, cerdos y diamantes".

"La reinventamos un poco, pero nos mantenemos en la línea de la original y en el estilo de la original con el maquillaje", agregó sobre la cinta dirigida por Joe Johnston.

Vestido con un traje oscuro y sin corbata, Del Toro responde con hablar pausado a las preguntas y asegura que las primeras películas de las que aprendió su nombre y el de los actores son los clásicos del terror que vio en los años 70 en su Puerto Rico natal.

El actor, ganador de un Goya y del premio al mejor actor en Cannes por su interpretación del "Ché" Guevara, se encuentra en plena vorágine promocional, acabado de llegar de Moscú y a punto de partir a Los Ángeles. Entre risas, asegura que sin lugar a dudas la cinta que más le marcó fue "La criatura de la laguna negra" (1954).

"Era un monstruo tropical. Viviendo en el Caribe podía meter la mano por la ventana y cogerme del cuello", bromeó.

EL CINE ES CUENTO

Para la transformación en hombre lobo, Del Toro tuvo que someterse a duras sesiones de maquillaje, que le han hecho descubrir una parte nueva de la interpretación.

"Con el maquillaje se sobreactúa", afirma el actor, que comparte cartel con Anthony Hopkins y Emily Blunt en la película que se estrena el 12 de febrero en España.

"Todo tiene que ser más grande, los ojos los tienes que abrir más, los movimientos tienen que ser más rápidos, más exagerados", dice.

Sin embargo, para los momentos de la transformación del hombre el lobo se recurrió a efectos digitales, técnicas que, aunque califica como fantásticas, asegura que no son las más importantes.

"El 3D es muy bueno pero al fin y al cabo las películas se hacen con cuento (...) El cuento sigue siendo lo más importante del cine, porque el cine es cuento", asegura.

Respecto a los hombres lobo del mundo real, Del Toro asegura que existen de diferentes tipos y a distintos niveles.

"Todos tenemos esa posibilidad de ponernos furiosos y sacar el instinto animal para atacar o defender", sostuvo.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad