Jueves, 4 de Febrero de 2010

Ochandiano dirige "Casa de muñecas" como "un clásico de terror contemporáneo"

EFE ·04/02/2010 - 07:33h

EFE - Los actores, Silvia Marsó (c), Ana García (i), y Pedro Miguel Martínez, durante el pase gráfico de "Casa de Muñecas" de Henrik Ibsen, que bajo la dirección de Amelia Ochandiano se estrenará hoy en el Teatro Lope de Vega de Sevilla.

La directora Amelia Ochandiano, que hoy estrenará a nivel nacional "Casa de Muñecas", de Henrik Ibsen, en el teatro Lope de Vega de Sevilla ha asegurado hoy que se ha planteado la obra como "un clásico de terror contemporáneo".

La actriz que encarnará el papel protagonista de Nora, Silvia Marsó, también ha definido la función como "un thriller psicológico", mientras que la directora, que descartó por completo efectuar alguna aportación al texto clásico de Ibsen, ha admitido que la obra le ha sugerido "un mundo oscuro de sombras y taxidermia".

Silvia Marsó ha asegurado en conferencia de prensa que todas las actrices han soñado alguna vez con encarnar a Nora, uno de los personajes emblemáticos del teatro universal, protagonista de una de las obras más representadas en el mundo occidental en el último siglo y medio.

Para la actriz, "lo hermoso y complejo de su personaje es que tiene tres niveles -"lo que dice, lo que piensa y lo que oculta"- y que hay que mostrar sobre las tablas a "una mujer que vive engañándose a sí misma, que piensa de una manera y que vive de otra", mientras que la trama dramática es sólo "el pretexto para contar cómo un ser humano ha vivido engañado".

Antes de llegar al "combate ideológico del final", Marsó ha destacado el talento de Ibsen para trazar unos personajes "con un carácter y una personalidad tan profundos como para que durante una representación de dos horas revelen que su vida ha sido un engaño", ya que, en su opinión, cada uno de los personajes de la obra representan una moral y una forma de ser.

El actor Roberto Álvarez ha aclarado que Ibsen, y así lo expresó en vida, no pretendió con esta obra hablar de la liberación de la mujer, ni hacer ni mucho menos una obra feminista por más que luego el texto se haya convertido en todo un icono feminista, sino que trató de hablar de "la liberación del ser humano".

El marido de Nora "no es una mala persona, sino una persona equivocada que al final tiene redención; y así el mensaje vale más, porque se trata de la liberación del ser humano", ha insistido el actor, mientras que la directora, que ha recordado que la obra se basa en un hecho real sufrido por una amiga escritora de Ibsen que acabó en el manicomio, ha dado la razón a Álvarez al afirmar que el protagonista masculino "ha sido educado para eso, y cree que lo está haciendo bien".

La actriz Ana Gracia encarna a la señora Linde, amiga del matrimonio que tras haber pasado por un matrimonio de conveniencia y haber logrado la independencia gracias al trabajo, comprueba que "necesita a un hombre, pero desde la verdad, no desde las convenciones", según ha explicado Ochandiano.

Pedro Miguel Martínez, que encarna al también amigo de la familia doctor Rank, ha dicho que lo mejor de su papel es la "lección de vida y de dignidad" que da su personaje, un hombre desahuciado, al que queda poco tiempo, pero que está dispuesto a aprovecharlo al máximo.

Con este reparto, completado por Francesc Albiol, Mamen Godoy, Cuca Villén e Ionel Pena, Ochandiano ha dicho que tiene la herramienta precisa para "atreverse" a abordar un "trabajo colectivo" como representar una de las obras más emblemáticas del teatro universal, en este caso en una producción del Teatro de la Danza de Madrid y Entrecajas Producciones Teatrales.