Jueves, 4 de Febrero de 2010

Otro dirigente de Unió Mallorquina y alto cargo del Govern cae por corrupción

La policía detiene al director general Antoni Oliver y registra el Instituto de Estrategias Turísticas

PÚBLICO ·04/02/2010 - 00:47h

Un nuevo eslabón se ha sumado a la cadena de escándalos por corrupción en Unió Mallorquina (UM), socio de gobierno del PSOE en Baleares y en cuya nómina de imputados figuran sus tres últimos ex presidentes. Ayer, la policía detuvo a Antoni Oliver, director general de Calidad Ambiental y hasta hace tres semanas gerente del Instituto de Estrategias Turísticas (Inestur), organismo dependiente de la Consejería de Turismo. El arresto se produjo horas después de que, por orden del fiscal anticorrupción, Pedro Horrach, la policía iniciara un exhaustivo registro en la sede del Inestur. Al cierre de esta edición, el registro continuaba.

Lanzada por el juez de instrucción número 10 de Palma y declarada secreta, la Operación Voltor se dirige contra un presunto uso fraudulento de fondos públicos. Por la tarde, la policía arrestó a otras dos personas, Mateu Mairata, propietario de la agencia de viajes Pollença y ex presidente del Grupo de Agencias de Viajes Agrupadas, y una empleada de su empresa.

El presidente Antich destituyó por la tarde al director general detenido

Los dos arrestados en la localidad de Pollença fueron trasladadados a los calabozos de la Policía Nacional de Palma, donde también se encuentra Oliver, el director general de Calidad Ambiental de la Conselleria de Medio Ambiente y ex gerente del Inestur, Antoni Oliver, quienes en las próximas horas serán interrogados por los fiscales Anticorrupción.

Cese fulminante

Pasadas las ocho de la tarde, y a través de un comunicado, el presidente balear, Francesc Antich, anunció la destitución "inmediata" de Oliver como director general de Calidad Ambiental. El cese, que se hará oficial en el Consejo de Gobierno del viernes, se produjo "a petición del consejero de Medio Ambiente", Miguel Ángel Grimalt, de Uniò Mallorquina e imputado en otro caso.

El consejero Grimalt, jefe de Antoni Oliver, está imputado en otro caso

Horas antes, Antich había afirmado que el Govern "actuará con la misma firmeza" si los hechos que se están investigando en el marco de los registros iniciados ayer en el Inestur se han producido en la actual legislatura o en la anterior, cuando el PP estaba al frente del Ejecutivo.

Francesc Antich admitió desconocer el "contenido" del registro, aunque ha precisado que la Conselleria de Turismo a la que está adscrito el Inestur está "sobre el tema" y garantizó la "total y absoluta colaboración" del Ejecutivo autonómico con la Justicia.

Así, el presidente balear remarcó que "si alguien no ha hecho las cosas bien, se deben adoptar las medidas necesarias" y, en la misma línea, recordó que "en distintas ocasiones he dicho que este Govern se está esforzando muchísimo en poner todas las medidas y controles para que no se produzcan este tipo de situaciones", entre las que destaca la reciente aprobación y puesta en marcha del Código Ético para cargos públicos.

El caso de Miquel Nadal

Preguntado por una eventual dimisión del concejal de Palma por UM Miquel Nadal, que hasta hace dos meses ocupó el cargo de conseller de Turismo y se ve envuelto en causas judiciales por corrupción dentro del caso Maquillaje, Antich se limitó a señalar que "se trata de una cuestión que tratará el partido". Nadal protagonizó anteayer un careo judicial con su correligionario Miquel Grimalt, conseller de Medio Ambiente.

Sin embargo, el presidente Francesc Antich recordó que sobre Nadal "todas las fuerzas políticas se han manifestado ya claramente" y "se ha pedido el cumplimiento íntegro del código ético". Y, como consecuencia de ello, cree que, en este caso, "quien debe realizar la primera actuación es el grupo al que pertenece este señor", es decir Unió Mallorquina.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad