Miércoles, 3 de Febrero de 2010

Alonso lidera los entrenamientos con el nuevo Ferrari

Reuters ·03/02/2010 - 21:15h

Decenas de miles de aficionados españoles a la Fórmula Uno presenciaron el miércoles en Valencia el debut con Ferrari del bicampeón del mundo Fernando Alonso, que logró el mejor tiempo de esta semana.

Los atascos se sucedían en las carreteras de entrada al circuito Ricardo Tormo por la mañana, donde los organizadores esperaban que unos 30.000 espectadores acudieran al último día de las primeras pruebas de la temporada.

Esta cifra contrasta con las 36.000 entradas vendidas para todo el fin de semana en el Gran Premio de Turquía del año pasado.

Alonso, que sustituye al finlandés Kimi Raikkonen como compañero de equipo de Felipe Massa, dio una vuelta a las instalaciones antes de marcar el tiempo más rápido de esta semana en el circuito valenciano, pero deshechó la sugerencia de ser el primer favorito en la carrera por el título esta temporada.

"No, no lo creo. Sólo es el primer día", dijo el piloto asturiano.

El ex piloto de Renault hizo cómodamente el mejor tiempo y logró una vuelta más rápida que el campeón del mundo Jenson Button, con McLaren, y el Mercedes de Michael Schumacher.

Los tiempos de estas pruebas no son concluyentes, sin embargo, ya que los tanques de combustible han doblado su tamaño por la prohibición de repostar durante las carreras esta temporada y algunos coches van sin duda más ligeros que otros.

Como resultado, Alonso advirtió en contra de esperar demasiado de Ferrari cuando comience el campeonato en Bahrein el 14 de marzo.

"Creo que puede que haber liderado los tiempos en los tres días se relacione con la carga de combustible o tal vez porque es verdad que somos competitivos", dijo.

"Para mí la prioridad era estar totalmente cómodo", añadió. "Para mí hay mucho por descubrir, muchas cosas que aprender. Necesitamos hacer el coche muy sólido y, hasta Barcelona (la primera carrera de la temporada europea en mayo) no creo que nos fijemos en otra cosa".

Alonso, que dijo que su primer día en un Ferrari había sido "muy emocionante", completó 127 vueltas, más que ningún otro el miércoles.

"Tenía una buena base en el coche gracias al trabajo de Felipe durante los primeros dos días", dijo el campeón de 2005 y 2006. "Creo que fue una verdadera ayuda para mí porque no perdí tiempo con la puesta a punto del coche".

"Sólo me concentré en mi comodidad en el coche porque el montaje de Felipe fue lo suficientemente bueno para seguir corriendo por la mañana. He estado cogiendo información de él, lo que ha sigo una ayuda".