Miércoles, 3 de Febrero de 2010

El PP de Badalona califica a la SGAE de "sanguijuela" por querer cobrar por el himno del club de fútbol

El alcade considera "injustificable" que se dedique a "perseguir a clubes humildes" y a entidades "sin ánimo de lucro".

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·03/02/2010 - 18:04h

Imagen del estadio del Badalona. Fuente: cfbadalona.net

La paciencia del presidente del Partido Popular de Badalona no ha encontrado muro de contención y ha terminado por desbordarse. "La SGAE es una sanguijuela que intenta sacar dinero de maneras poco éticas e impresentables", ha explicado Xavier García Albiol, en referencia a la reclamación de esta entidad de cobrar los derechos de autor cada vez que suene el himno del C.F. Badalona en su campo.

El grupo popular del Ayuntamiento de Badalona presentará en el próximo pleno ordinario una moción para que el Consistorio "repruebe" la actitud de la Sgae, y propondrá que se inste al Gobierno español a modificar la normativa en materia intelectual, "para que las actividades de entidades culturales y cívicas sin ánimo de lucro queden eximidas de pagar".

Perseguir clubes humildes

García Albiol consideró "injustificable" que la SGAE se dedique a "perseguir a clubes humildes y a fiestas o entidades que forman parte de la tradición cultural y que, no tienen ánimo de lucro".

El Ayuntamiento quiere instar al Gobierno español a modificar la normativa en materia intelectual

En opinión del concejal popular, la polémica entorno al himno del C. F. Badalona es "la prueba más evidente de que la SGAE se ha convertido en una caricatura de sí misma". La SGAE, por su parte, informó de que los autores de la música y letra del himno son socios de la entidad, y que, por tanto, su difusión genera derechos de autor que deben cobrarse.

Un himno con tarifa

Según la entidad, tras comprobar que el club de fútbol no pagaba los derechos, se iniciaron unas negociaciones, que desembocaron en un acuerdo para el pago de una cantidad mínima de 1.300 euros por los derechos de entre 2004 y 2007, que no habían sido abonados en su momento.

En ese momento, el club decidió "unilateralmente" no emitir más el himno, pero la SGAE comprobó hasta en dos ocasiones que la promesa no se cumplió.

Cada vez que suena un himno en un recinto de hasta 5.000 espectadores los clubes deben pagar 92,41 euros

La sociedad quiso remarcar su actitud "dialogante" para resolver el conflicto, y recordó que mantiene acuerdos con los clubes más importantes del fútbol español, que pagan unas tarifas "moderadas" y "adaptadas a cada público".

Cada vez que suena un himno en un recinto de hasta 5.000 espectadores los clubes deben pagar 92,41 euros. Esta cifra se incrementa progresivamente según la capacidad hasta los 147,89 euros que deben abonar los clubes con recintos de más de 50.001 espectadores.

Obras de instituto, residencias de ancianos, peluquerías...

En los últimos días se han sucedido diferentes denuncias sobre el afán recaudador de la SGAE. El último episodio lo ha protagonizado el Instituto de Educación Secundaria Ramón Menéndez Pidal-Zalaeta de A Coruña, al cual la SGAE reclama 95 euros como canon para autorizar la obra Bodas de Sangre, de Federico García Lorca.

La dirección, los padres, los profesores y los alumnos del instituto han mostrado su indignación por lo que entendien como un "maltrato" en toda regla. La vicerectora del centro indica que la indignación no viene por el pago de la SGAE, aunque considera "bastante grave" que se tenga que pagar para hacer una representación escolar, sino por el trato recibido.

En la residencia de ancianos de la localidad catalana de Ogassa, la SGAE también reclama un canon , esta vez por ver la televisión.

También conocido es el canon que se trata de imponer a las peluquerías y que fue desmontado en un programa de televisión.

En ocasiones, como en el caso de la verbena solidaria con Haití que se celebró en la localidad coruñesa de Cambre, el dinero recaudado en concepto de canon se llega a devolver a los organizadores. En total, 243 euros. Fuentes de la entidad aseguraron que no "podían hacer otra cosa" ya que carecen de "potestad" para decidir si se cobra o no por los derechos de autor.

Noticias Relacionadas