Miércoles, 3 de Febrero de 2010

La UE respalda el plan de déficit de Grecia

Reuters ·03/02/2010 - 17:05h

La Comisión Europea respaldó el miércoles el plan de Grecia para reducir su déficit de presupuesto, pero señaló que se deben tomar más medidas para reducir los salarios del sector público y poner las finanzas en orden.

En un respaldo ampliamente esperado por los mercados, que han puesto en tela de juicio la credibilidad de Grecia como deudor, el Ejecutivo de la Unión Europea dijo que Grecia debe presentar un informe sobre sus avances a mediados de marzo y que debe estar lista para hacer más ajustes.

La Comisión Europea señaló que el plan de Grecia para reducir su déficit presupuestario del 12,7 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) en 2009 y llevarlo por debajo del 3 por ciento en 2012 no sería fácil de implementar, por lo que Atenas debería estar preparada para hacer ajustes fiscales más profundos.

"Si el programa es seguido por decisiones, por acciones (...) tendrá un efecto positivo en el mercado", dijo el comisario de la Unión Europea para asuntos económicos y monetarios, Joaquin Almunia. "Si no hay decisiones, los mercados pondrán presión adicional".

La prima que demandan los inversores para optar por los bonos de la deuda griega en lugar de refugiarse en los bonos alemanes Bunds bajó después del respaldo de la UE, al igual que el coste de asegurar la deuda de Atenas en caso de una suspensión de pagos.

Grecia tiene que refinanciar 54.000 millones de euros en deuda soberana este año, con un panorama especialmente duro para el segundo trimestre, cuando vencerán notas por 20.000 millones de euros. La emisión de un bono a 5 años la semana pasada tuvo una elevada demanda, pero el Gobierno debió pagar un alto rendimiento en la operación.

Almunia minimizó los temores de que los problemas fiscales de Grecia puedan poner en riesgo a la zona monetaria europea o que el país pueda necesitar un rescate de sus colegas europeos para evitar una posible moratoria.

"Estoy totalmente convencido de que la Unión Europea y la zona euro tienen suficientes instrumentos para hacer frente a este tema y solucionar el problema", dijo el comisario.

Algunos economistas sostienen que Grecia debería buscar una línea de crédito del Fondo Monetario Internacional para respaldar su programa de ajustes y evitar que el nerviosismo del mercado de deuda se transmita a otras economías de la zona euro como España y Portugal.

La Comisión recomendó a Grecia que adopte "un paquete de reforma estructural detallado, con el objetivo de aumentar la efectividad de la administración pública, incrementar las reformas al sistema de salud y pensiones, mejorar el mercado laboral actual y la eficacia del sistema de negociación de sueldos".

Sin embargo, las medidas de reducción de gastos no han sido bien recibidas por distintos sectores del país. Varios sindicatos han convocado a huelgas para este mes y los mercados están preocupados de que el Gobierno podría enfrentar serias dificultades para aplicar su plan de austeridad.

"El gran tema es ahora es ver si el Gobierno griego toma esta decisión e implementa el plan sin demasiada resistencia interna", dijo el estratega de monedas de ING Chris Turner.

El programa, presentado el mes pasado, incluye reducciones en los gastos de protección social, alzas de impuestos, la no sustitución de personal civil que renuncie y la reducción de los salarios más elevados en el sector público.