Miércoles, 3 de Febrero de 2010

Adolfo Domínguez cree que hace falta combatir el "elogio de la pereza" que defiende la izquierda

El diseñador propone, entre otras medidas, el despido libre con el fin de que el trabajador se gane cada día su puesto.

PUBLICO.ES / EUROPAPRESS ·03/02/2010 - 18:38h

Domínguez, acompañado por Nuñez Feijóo, a su llegada a la conferencia. EFE.

Los asistentes al Forum Europa Tribuna Galicia, inagurado por el presidente de la Xunta Nuñez Feijóo, han sido testigos este miércoles, entre otras, de la intervención del famoso diseñador quien defendió a capa y espada la liberalización de las relaciones laborales en España, a través de la eliminación de " las trabas administrativas y judiciales" que entorpecen cualquier tipo de trámite. En resumidas cuentas, el despido libre. Todo esto, aseguró, para aumentar de inmediato la productividad, motivando a los trabajadores a ganarse "cada día" su puesto.

Para bajar la tasa de paro, recomendó facilitar el trabajo del emprendedor recuperando los "valores del esfuerzo" y "del trabajo bien hecho". Es necesario abandonar el "elogio de la pereza", que es, según afirmó, la base del discurso en el que se ha instalado la izquierda de hoy en día, como consecuencia de las "inservibles banderas del socialismo real". 

"No creo en el Estado del Bienestar porque está produciendo una rápida desindustrilización y porque genera un montón de pícaros", afirmó Domínguez haciendo referencia al hecho de que "alguien se pida la baja por depresión durante un año y, una vez reincorporado, tenga 30 días de vacaciones".

Jubilación a los 67

El costurero reprobó, asimismo, la falta de reformas que ha caracterizado los últimos años del gobierno de Zapatero: "La sociedad afronta el peor tsunami de la Historia sin ningún tipo de medidas. Esta situación puede llevarnos a la quiebra, como ha ocurrido en Grecia".

Por otro lado, consideró que alargar la edad de jubilación tiene "toda la lógica del mundo, pues las personas viven una media de 80 años". Además, asegura que, "se quiera o no, están medidas terminarán llegando algún día", pues su demora no hace sino quitar a los empresarios "armas para competir".

Acusó también a los socialistas de "defender los privilegios de los funcionarios" y de "llevar a España al desastre", de ahí que se mostrara partidario de adelantar las elecciones generales. 

"Fragilidad personal" de Díaz Ferrán

Domínguez asegura sentirse "solidario" ante la crisis que afecta a las empresas de Díaz Ferrán, sin embargo, le preocupa que esta situación de "fragilidad personal" no le permita estar "en posición de negociar".

"¿Tendrá la consistencia necesaria para defender los intereses de los empresarios, que son los de toda la sociedad en general?", se preguntó. 

Pidió, además, "toda la dureza" posible por parte de la CEOE en el proceso de diálogo social, ya que en su opinión es preferible "no llegar a un acuerdo que tener un acuerdo mediocre". No obstante, terminó afirmando que el papel que desempeñan los sindicatos, a pesar de que exista "algún pillín entre sus filas", es necesario.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad