Miércoles, 3 de Febrero de 2010

Irán prueba un cohete propio para poner un satélite en órbita

Reuters ·03/02/2010 - 15:26h

Irán anunció el miércoles que probó un cohete de fabricación propia para poner en órbita un satélite que llevaba animales vivos en su interior, en una acción que podría aumentar las preocupaciones de Occidente respecto a que Teherán está intentando desarrollar una bomba atómica.

El presidente Mahmud Ahmadineyad también dijo el martes que Irán está listo para enviar su uranio enriquecido al exterior, en una aparente flexibilización de su postura en la disputa nuclear con naciones de Occidente.

El miércoles el mandatario indicó que el lanzamiento del satélite es un gran avance que ayudaría a superar "el sistema dominante a nivel global", en referencia a los enemigos occidentales de Irán.

La república islámica espera enviar pronto astronautas al espacio, agregó, en comentarios realizados en una ceremonia para presentar la nueva tecnología espacial y de satélites.

Las potencias de Occidente temen que Irán esté intentando desarrollar bombas atómicas y les preocupa que la tecnología balística de largo alcance utilizada para poner satélites en órbita también pueda ser usada para lanzar ojivas nucleares.

Irán asegura que no tiene planes de utilizar esta tecnología en el lanzamiento de ataques balísticos.

La república islámica, el quinto mayor exportador de petróleo, insiste en que su programa nuclear sólo busca generar electricidad.

El presidente iraní afirmó el martes que Irán estaba preparado para enviar su uranio enriquecido al extranjero a cambio de obtener energía nuclear.

Por primera vez, parecía que Ahmadineyad estaba dispuesto a dejar de lado los duros términos establecidos para un acuerdo con las potencias globales.

Estados Unidos sostuvo que si Irán realmente tiene esas intenciones, debería comunicárselas a la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) de la ONU.

NUEVAS SANCIONES

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serge Lavrov, dijo el miércoles que el Kremlin acogería la decisión iraní sobre la propuesta de enriquecimiento.

Los analistas creen que debido a las inminentes sanciones, la república islámica está intentando ganar tiempo para eludir la presión.

Ahmadineyad se ha mostrado partidario del acuerdo porque quiere obtener cierta legitimidad tras las disputadas elecciones presidenciales que generaron manifestaciones contra el Gobierno, aseguran.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo la semana pasada que varios países están avanzando hacia un consenso para imponer nuevas sanciones hacia Irán por su polémico programa nuclear.

Pero el mandatario iraní no mencionó el conflicto nuclear en el evento aeroespacial del miércoles.

El canal de televisión Press TV mostró imágenes de un cohete siendo lanzado desde una plataforma instalada en el desierto, que dejó una gruesa estela de humo. Un cohete de satélite Kavoshgar-3 (Explorer-3) de fabricación propia fue lanzado con éxito, aseguró.

Exactamente hace un año, Irán lanzó un satélite de fabricación doméstica a órbita por primera vez.

En diciembre, Irán dijo que realizó un lanzamiento de prueba de un mejorado misil Sejil 2 de largo alcance. El primer ministro británico, Gordon Brown, afirmó entonces que el lanzamiento era una grave preocupación para la comunidad internacional y defendió la imposición de nuevas sanciones.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad