Miércoles, 3 de Febrero de 2010

Costos demencia suben en Gran Bretaña, se necesita investigación

Reuters ·03/02/2010 - 15:09h

Por Kate Kelland

La demencia cuesta a la economía británica unas 23.000 millones de libras (37.000 millones de dólares) por año, más que el cáncer y enfermedades cardíacas juntas, y el número de personas que sufrirá el desorden llegará a más de 1 millón en el 2025, dijeron expertos el miércoles.

Un estudio para el Fondo de Investigación del Alzheimer (ART por sus siglas en inglés) realizado por un equipo de la Universidad de Oxford halló que el costo de tratar a los pacientes con demencia, principalmente personas ancianas, es mucho mayor del que se creía.

Sin embargo, la demencia recibe sólo una fracción de los fondos destinados a otras enfermedades importantes.

"La crisis de demencia en el Reino Unido es peor de lo que pensábamos. Este reporte muestra que (...) es el mayor desafío médico del siglo XXI", dijo Rebecca Wood, presidenta ejecutiva de ART, en un comunicado junto al estudio.

Wood pidió más fondos para la investigación de la demencia, que genera la pérdida de la función cerebral y afecta la memoria de los pacientes y su capacidad de entender las cosas y cuidarse a sí mismos.

"Si gastáramos una suma más proporcionada en la investigación de la demencia, podríamos utilizar todo el potencial de nuestros científicos en la búsqueda de una cura. Destinar millones ahora nos evitaría pagar costos multimillonarios de salud en el futuro", señaló.

El Alzheimer es la forma más común de demencia, y la organización Alzheimer's Disease International dice que unos 35 millones de personas en todo el mundo ahora sufren este y otros tipos del desorden.

Está previsto que el número anual de casos se duplicará cada 20 años, a 66 millones en el 2030 y más de 115 millones en el 2050. A su vez, el costo de lidiar con la enfermedad subirá drásticamente en las próximas décadas a medida que envejecen las poblaciones.

El reporte del miércoles estimó que el número de personas que padecen demencia en Gran Bretaña llega a 822.000 y crecerá a más de 1 millón en el 2025.

El gasto combinado para investigación y tratamiento del trastorno suma apenas 50 millones de libras por año, mientras que el gasto destinado al cáncer asciende a 590 millones y a 169 millones para la enfermedad cardíaca.

Alastair Gray, autor del reporte y profesor de economía de la salud de la Universidad de Oxford, dijo que las discrepancias entre los fondos disponibles para la demencia y para otras enfermedades se reflejaban en las percepciones públicas acerca de la enfermedad.

"Muchos de nosotros conocemos gente que tuvo cáncer o enfermedad cardíaca, fue tratada exitosamente y sobrevivió, por eso existe la percepción de que se puede hacer algo", dijo.

"En cambio, no hay cura para la demencia (...) por eso también puede haber una sensación de inevitabilidad en torno a la enfermedad. Más allá de la falta de un tratamiento efectivo, existen todos los argumentos para dedicar más esfuerzos, y no menos, a la investigación", concluyó.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad