Miércoles, 3 de Febrero de 2010

Guillermo Galván evoca el Madrid del final de la guerra en su nueva novela

EFE ·03/02/2010 - 15:02h

EFE - Fotografía de archivo (15/12/2002) del periodista y escritor Guillermo Galván, que vuelve al panorama literario con "Antes de decirte adiós", una novela de suspense que traslada al lector al Madrid del final de la guerra civil y que rinde homenaje "a tantos seres humanos que se convirtieron en héroes anónimos por el mero hecho de sobrevivir". EFE/Archivo

Guillermo Galván vuelve al panorama literario con "Antes de decirte adiós", una novela de suspense que traslada al lector al Madrid del final de la guerra civil y que rinde homenaje "a tantos seres humanos que se convirtieron en héroes anónimos por el mero hecho de sobrevivir".

"Es una etapa de nuestra historia que sigue presente en nuestras vidas", explica a Efe Guillermo Galván, que con esta novela, editada por Suma de Letras, lleva seis publicadas. Además, una de ellas, "De las cenizas", fue trasladada al cine con el título de "Vorvik" en 2005.

En "Antes de decirte adiós", Galván, que lleva doce años dedicado a la narrativa y que ha trabajado más de 35 años como periodista en la Agencia Efe, cuenta cómo, en los días previos al final de la guerra civil, un grupo de presos de un batallón disciplinario del ejército republicano viaja secretamente a Madrid para recuperar el cadáver de un viejo profesor del presidente Azaña.

A bordo de una falsa ambulancia, cuatro soldados, un sargento y un teniente se dirigirán a la capital, que está a punto de ser tomada por las tropas nacionales, y se verán envueltos en un complicadísimo cruce de vicisitudes y peripecias.

Sólo veintidós años más tarde, en la primavera de 1961, cuando un policía de la Brigada de Extranjería reciba, otra vez en Madrid, el encargo extraoficial de investigar aquellos extraños y lejanos sucesos, tendrá el lector la sorprendente clave de todo lo ocurrido.

Los protagonistas, que se mueven en medio de un suspense bien dosificado, "son todos personajes de la calle, individuos que, al margen de su procedencia social, han crecido en medio de una cierta picaresca, nada extraño por otra parte -explica Galván- teniendo en cuenta que en aquellos días comer era el objetivo principal de cada día".

Hablar de todas esas personas que en aquella guerra se convirtieron, sin quererlo, en héroes anónimos, y rendirles "una especie de modesto homenaje, aunque sea por medio de personajes de ficción", ha sido uno de los deseos de Galván al escribir esta novela.

Pero si las anteriores lograron casi todas hacerse con el premio de alguna convocatoria literaria -"La mirada de Saturno", de 1999, con el Premio Tiflos de la ONCE, o "De las cenizas", de 2003, con el Felipe Trigo de novela- la actual es "especial" para Galván (Valencia, 1950) por el hecho precisamente, explica a Efe, "de que llega a las librerías por elección directa de una editorial".

Y si "De las cenizas" pasó al cine dirigida por José Antonio Vitoria y con los rostros de Amparo Larrañaga, María Valverde y Fernando Guillén Cuervo, pese a que su autor no la había escrito pensando en ello, lo mismo podría ocurrirle a "Antes de decirte adiós", que Galván, maestro en recrear ambientes, confiesa que encuentra "muy cinematográfica".

"Nunca escribo pensando en el cine, pero puede que mis planteamientos al escribir sean bastante visuales en sí mismos", explica. En este caso concreto "quizá el mayor problema a la hora de llevarla a la pantalla fuera el coste: demasiados exteriores y escenas bélicas", objeta.

Guillermo Galván lleva doce años encabalgando un proyecto literario con otro. Ahora, mientras espera la acogida a "Antes de decirte adiós", tiene ya entre manos "Sombras de mariposa", su primera incursión pura y dura en el género histórico, y más concretamente en la época "nunca novelada" de la Hispania visigoda del siglo VI.