Jueves, 4 de Febrero de 2010

Cortijos, almazaras y casas de pueblo

Andalucía, en esta época del año, está espléndida. Parece como si la primavera estuviera impaciente. Unos días en el campo o en la costa andaluzas no tienen precio. Aquí hemos seleccionado algunos alojamientos de alquiler completo ideales para una escapada en familia o en grupo.

PÚBLICO ·04/02/2010 - 09:44h

Finca La Silladilla, en plena sierra de Aracena y Picos de Aroche, a tan sólo ocho kilómetros de Jabugo, en Huelva.

Finca La Silladilla (Jabugo, Huelva)
Perderse en plena sierra de Aracena y Picos de Aroche, a tan sólo ocho kilómetros de Jabugo, puede resultar una delicia si al final damos con La Silladilla. Esta finca es también una explotación dedicada a la cría del cerdo ibérico además de acoger cinco construcciones. El antiguo cortijo se ha transformado. La antigua vivienda del cabrero es ahora recepción, tienda delicatessen y bodega. Junto a ella se encuentra el secadero de bellotas y el horno de cerámica, que se han acondicionado como habitaciones dobles. Otras cuatro antiguas viviendas se alquilan como apartamentos. Las habitaciones son amplias y luminosas. Y predomina en la decoración los tonos alberos, ocres y terracotas.

El Vínculo (Zahara, Córdoba)
La antigua almazara del pueblo, fundada en 1755, es hoy un conjunto de tres viviendas independientes de alquiler completo (La Casa Grande, la Casa del Guarda y la Casa del Escondite). El molino de aceite es visitable y La Extractora es una tienda donde vende el aceite. No falta la piscina, una terraza y zona de aparcamiento.

Cortijo de la Luna (Almuñécar, Granada)
Bajamos hasta la Costa Tropical granadina para encontrarnos con este cortijo andaluz, situado en lo alto de una loma. Las vistas al mar y a la montaña son espectaculares. Está a cinco kilómetros de Almuñécar. El conjunto está compuesto de varias construcciones: el chambao acoge el comedor de desayunos; el cortijo principal consta de cuatro habitaciones dotadas de frigorífico y porche con salida al jardín; y la casita independiente tiene dos habitaciones dobles. La ubicación del alojamiento no hace recomendable el hospedaje a niños. Tampoco se admiten animales.

Las Viñas (El Borge, Málaga)
Este conjunto rural situado en la localidad malagueña de El Borge se halla en una finca de frutales y está formado por una antigua casa de pueblo y un antiguo lagar. Aunque se puede disfrutar en grupo, también resulta recomendable para parejas, ya que La Calderita acoge dos viviendas para dos personas, una en cada una de sus plantas, mientras que el cortijo El Lagar de Luisa reúne tres alojamientos para parejas.

La Joya de Cabo de Gata (Agua Amarga, Almería)
Esta finca, situada en pleno Parque Natural Cabo de Gata-Níjar acoge dos cortijos cuádruples y una jaima para parejas. En cada rincón de esta finca ecológica hay chambaos y pabellones para el descanso. Todo se rige con criterios de máximo cuidado del entorno y del medio ambiente: el agua se recicla, la energía es solar, las construcciones son bioclimáticas, se reciclan los residuos, la calefacción es romana y se utilizan productos de comercio justo. En mitad de la atmósfera transparente de este rincón almeriense se nos aparece La Joya, según ha pretendido su dueña, como el paisaje de un sueño.