Miércoles, 3 de Febrero de 2010

Irán acepta enriquecer su uranio en el extranjero

Ahmadineyad pone como condición que esté de vuelta en cinco meses en forma de combustible

PÚBLICO.ES ·03/02/2010 - 09:03h

EFE - El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad.

Irán ha aceptado que algunos países extranjeros enriquezcan parte del uranio que se produce en sus plantas nucleares. La noticia la ha comunicado esta mañana el presidente Mahmud Ahmadineyad. El régimen iraní se había negado en todo a aceptar esta propuesta que partió de las reuniones que mantuvo con las cinco potencias nucleares mundiales después del verano. Como condición, Ahmadineyad pone que el combustible resultante del tratamiento del uranio esté de vuelta en Irán en cinco meses.

"No tenemos ningún problema" en dar nuestro uranio enriquecido al 3,5% a los países occidentales y recuperarlo al 20%, dijo el presidente iraní ayer en una entrevista en la televisión estatal. De esta manera, Ahmadineyad está ofreciendo un pacto firme a Occidente en materia nuclear, después de muchos meses de tira y afloja sobre todo, con EEUU.

No obstante, Irán no acepta el plan ofrecido por Naciones Unidas del todo, al exigir que el combustible nuclear esté de vuelta en cinco meses. La propuesta de las potencias mundiales es que ese uranio enriquecido fuera de vuelta a Irán en un año.

Tampoco explicó Ahmadineyad cuándo estará Irán preparado para empezar a mandar el primer cargamento de uranio. Lo que sí afirman los expertos es que en caso de que accediera realmente a colaborar de esta manera con la transparencia de su programa nuclear, tardaría un año en volver a conseguir el uranio necesario para la hipotética elaboración de cabezas atómicas de la que le acusa Occidente.

El presidente iraní fue todavía más allácuando se refirió a la cooperación que demanda el 5+1. "¿Quieren cooperar? Ok, nosotros cooperamos. No tenemos problemas. Les dejaremos que vengan y construyan 20 plantas nucleares ¿Hay algún problema?Rusia, Francia y EEUU pueden venir y construir cuando quieran", afirmó.

Reacciones

Por el momento, solo Rusia, Reino Unido y EEUU se han pronunciado con respecto al ofrecimiento iraní. Desde Washington, Mike Hammer, portavoz de la Casa Blanca, dijo que había que tomar las declaraciones de Ahmadineyad con cautela. "Nosotros ya hemos hecho una buena oferta sobre el programa nuclear a teherán. Si el señor Ahmadineyad quiere acercar la postura de Irán, sólo tiene que informar al IAEA acerca de ello".

EEUU cree que si Irán ha cambiado de opinión sólo tiene que llamar al AIEA para comunicárselo

Desde Moscú, el mensaje fue muy parecido:  "Si Irán quiere retomar el acuerdo que se le ofreció en octubre, le damos la bienvenida", dijo el ministro de Exteriores, Sergei Lavrov.

Por su parte, el Foreign Office, insistió en la sugerencia de EEUU: Si Irán está dispuesto a aceptar la oferta de la IAEA, tomaríamos como una señal positiva que también mostrara su disposición a discutir sobre energía atómica con la comunidad internacional". 

Presión de EEUU

 

La noticia del paso adelante de Teherán llega después de conocerse que EEUU ha enviado dos portaaviones de guerra al Golfo Pérsico y ha acelerado la venta de armas a sus aliados en Oriente Medio. La administración Obama ha comenzado a repartir, instalar y actualizar las baterías de misiles Patriot en países como Bahrein, Kuwait o Emiratos Árabes por miedo a un ataque con misiles desde Irán.

EEUU ha desplegado dos portaviones en el Golfo y está colocando baterías de misiles Patriot en varios países

Además, el ex primer ministro británico Tony Blair, durante su comparecencia ante la comisión que investiga las causas que llevaron al Reino Unido a la guerra de Irak, utilizó en numerosas ocasiones el nombre de Irán para hablar del peligro que supon el país para la comunidad internacional.

Sea cual sea la razón que ha llevado a Ahmadineyad a tomar esta decisión, debe interpretarse como un paso adelante en unas negociaciones que parecían rotas. Francia será uno de esos países que se encarguen de enriquecer el uranio iraní. Este método propuesto por el grupo del 5+1 el otoño pasado, hace que Occidente tenga un mayor control sobre las reservas de uranio de Irán.

Noticias Relacionadas