Miércoles, 3 de Febrero de 2010

Cameron y Bigelow vuelven a la guerra

'Avatar' y 'En tierra hostil' compiten con nueve nominaciones cada una en las principales categorías. Hazaña española por las cuatro candidaturas a los premios de Hollywood

Todas las nominaciones

ISABEL PIQUER ·03/02/2010 - 01:00h

Avatar, la proeza técnica y financiera de James Cameron, y En tierra hostil (The Hurt Locker), un filme de bajo presupuesto sobre un equipo de desactivación de minas en Irak, encabezan la lista de aspirantes a los Oscar, con nueve nominaciones cada una.

James Cameron y Kathryn Bigelow, ambos aspirantes a la mejor dirección, son el único punto en común de estas dos favoritas: allá por finales de los ochenta fueron brevemente un matrimonio (1989-1991). Por lo demás, todo separa sus carreras y los dos filmes. La lucha entre humanos y alienígenas en Pandora, en 3-D, ya se ha convertido en la película más taquillera de la historia, con ingresos superiores a los 2.000 millones de dólares, mientras el estilo documental de un relato bélico que se centra en la heroicidad de un grupo de soldados, obviando el contexto histórico de la guerra, tuvo escasa distribución en Estados Unidos.

Hollywood apuesta por la acción para sus primeros puestos

Penélope Cruz vuelve a optar por tercera vez a un galardón, esta vez como mejor actriz secundaria por Nine, después de que el año pasado se llevara la estatuilla con Vicky Cristina Barcelona.

Si Hollywood apuesta por la acción para sus primeros puestos, el resto de los contendientes es más diverso. Malditos Bastardos reúne ocho nominaciones, que incluyen mejor director, Quentin Tarantino, por reescribir la historia de la Segunda Guerra Mundial, y mejor actor secundario, para el austríaco Christoph Waltz (que ya se llevó el Globo de Oro). Con seis opciones al Oscar, le siguen, empatados, Precious, el drama urbano que otorga por primera vez a un director negro, Lee Daniels, la posibilidad de una estatuilla a mejor película y recompensa a sus dos protagonistas, Gabourey Sidibe y Monique; y Up in the Air, la comedia agridulce de Jason Reitman sobre un señor encantandor y emocionalmente deshauciado, George Clooney (también nominado), que se dedica a echar a gente de empresas.

Diez nominadas

Por primera vez desde 1966, fueron diez las nominadas a mejor película, una decisión con obvias implicaciones comerciales. Entre ellas, figuran algunas predecibles: Un tipo serio, de los brillantes hermanos Cohen; An Education, de la danesa Lone Scherfig, que cuenta la maduración sexual, intelectual y sentimental de una estudiante británica en los sesenta; y Up, otra proeza en 3-D, en animación esta vez, de los estudios Pixar.

Bigelow podría ser la primera mujer en ganar el Oscar a mejor dirección

Entre las sorpresas, figuran: The Blind Side, un drama deportivo sobre cómo superar la adversidad, interpretado por una Sandra Bullock que ya se llevó el Globo de Oro a la mejor actriz y ayer bromeaba sobre su nominación al Oscar ("tendré que hacerme una liposucción y tener acento inglés"); y Distrito 9, una cinta de ciencia ficción producida por Peter Jackson, con extraterrestres internados en campos de concentración en Johannesburgo.

La última vez que hubo diez películas en competición fue en 1943 y Casablanca se llevó el Oscar. Definitivamente, otros tiempos.

Otros nombres a destacar: Jeff Bridges, aspirante a mejor actor por interpretar brillantemente a un cantante country alcoholizado en Crazy Heart, y Clint Eastwood, ausente pese a dirigir Invictus.

Que Avatar saliera nominado era de esperar, ya se llevó el Globo de Oro a la mejor película, pero En tierra hostil, que ha arrasado en la temporada de premios de la crítica, resume bien la relación del público estadounidense con los largometrajes sobre la guerra de Irak. El filme, por el que Bigelow podría convertirse en la primera mujer en hacerse con la estatuilla a mejor dirección, narra el intenso día a día de un comando especializado en desactivación de explosivos, liderado por el impredecible y un tanto suicida sargento James (interpretado por el nominado Jeremy Renner). Las circunstancias del conflicto no se cuestionan y los iraquíes apenas aparecen, excepto para poner bombas.

Por primera vez desde 1966, fueron diez las nominadas a mejor película

Ha habido muchas otras películas sobre Irak, pero todas mucho más críticas con las políticas del Gobierno de Bush: Stop-Loss (realistamiento obligatorio), En el Valle de Elah (la ley del silencio en el Ejército) y más recientemente Los hombres que miraban fijamente a las cabras.

La ceremonia se celebrará el 7 de marzo. El año pasado el actor Hugh Jackman deslumbró con su talento musical y consiguió mejorar considerablemente la audiencia (36,7 millones de telespectadores en EEUU). Este año la Academia ha apostado por dos clásicos: Steve Martin y Alec Baldwin.

Cameron vs. Bigelow

El blando
Cameron fue el productor de ‘Le llaman Bodhi’ y de ‘Días extraños’, de Bigelow, y aprovecha la menor oportunidad para recordar la buena relación que mantienen desde su divorcio en 1991. Pero el cine de acción del Rey Midas es la cara opuesta del de Bigelow, no sólo en cuanto a su fascinación tecnológica y su hipertrofia financiera de la que carece la directora, sino por las toneladas de azúcar que destilan sus filmes. Ahora sí, Cameron insiste en que fue él quien convenció a Bigelow para hacer ‘En tierra hostil’.

La dura
Kathryn Bigelow ha sido una ‘outsider’ que hacía películas convencionalmente asociadas a la testosterona (recuerden ‘Le llaman Bodhi’). Si Cameron es el Rey del blockbuster y un artificiero del celuloide, el cine de Bigelow nunca ha sido un bombazo en taquilla, ni ha tenido gran presupuesto, aunque sí ha sido reivindicado como objeto de culto. Al contrario que Cameron, su cine es vigoroso, físico y crepuscular (recuerden ‘Días extraños’). Nunca ha transitado, como su ex, la moralina y el mesianismo.

Noticias Relacionadas