Miércoles, 3 de Febrero de 2010

La OCDE aplaude la reforma de las pensiones e insta a ir más allá

Pide que se incentiven los planes privados de previsión, poco desarrollados

B. CARREÑO/ P. BLÁZQUEZ ·03/02/2010 - 06:45h

AFP - El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría.

Los dos paquetes de medidas el ajuste presupuestario y la reforma de las pensiones aprobados el viernes por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero tenían como primer objetivo convencer a los organismos internacionales, e inversores, de la vocación del Gobierno socialista por hacer reformas estructurales, una misión que parece haberse cumplido. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el club de los países ricos principal instigador de reformas liberales junto con el FMI, felicitó ayer al Gobierno por la iniciativa de alargar la vida laboral hasta los 67 años.

Aconseja que se cotice un mínimo de 40 años para poder jubilarse

En una nota de prensa sobre el tema, la OCDE asegura que "apoya" la propuesta de Zapatero, ya que la considera "muy positiva" al poner al sistema de pensiones español en línea con otros países desarrollados. Pese a la satisfacción que reporta la iniciativa a la organización, esta anima a que se aborden otras medidas, como la de ampliar el número de años que se utilizan para calcular la prestación por jubilación (hasta ahora 15 años), de forma que compute la vida laboral completa. También insta al Gobierno a que eleve el número mínimo de años cotizado para poder pedir la jubilación anticipada, desde los 35 actuales hasta un mínimo de 40 años trabajados.

Recomienda tomar toda la vida laboral para calcular la prestación

Otro pilar de la reforma, para la OCDE, es la búsqueda de incentivos para potenciar los planes de pensiones privados, ya que asegura que España es uno de los países desarrollados en los que menos han calado estos productos. Precisamente ayer, el presidente de la patronal del sector en España (Inverco), Mariano Rabadán, aseguró que el futuro de las pensiones pasa por hacer un gran esfuerzo en promover los planes empresariales para las pymes. "Hay empresas pequeñas que nunca podrán asumir un plan de empleo para sus trabajadores; en cambio otras medianas sí lo podrían hacer con los estímulos adecuados", sentenció. Desde Inverco valoraron muy positivamente "la valentía del Gobierno al abordar un tema tan políticamente incómodo como este", aunque subrayaron que no temen en ningún caso por la viabilidad del sistema. Sin embargo, consideraron necesario que los trabajadores se conciencien de los costes sociales de sus pensiones, desagregando lo que paga el empresario por cada concepto en las nóminas.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad