Miércoles, 3 de Febrero de 2010

Los talibanes abatidos son los autores del ataque

Llega al aeropuerto de El Prat el avión con sus restos mortales del soldado Moreno Meneses. El atentado que acabó con su vida se produjo con una mina antitanque modificada. Horas después, fue atacada la base de Herat

IÑIGO ADURIZ ·03/02/2010 - 00:45h

EFE - Varios miembros del ejército español llevan a hombros el féretro con los restos mortales del soldado John Felipe Moreno.

Los restos mortales del soldado John Felipe Romero Meneses, fallecido el lunes en un atentado en Afganistán, han llegado esta medianoche al aeropuerto de Barcelona.

A pie de pista esperaban su llegada familiares del militar, así como autoridades políticas como la consellera de Sanidad, Marina Geli, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Joan Rangel, y compañeros militares de John Felipe Romero Meneses.

El féretro ha llegado a bordo de un Airbus de la Fuerza Aérea en el que viajaba también la ministra de Defensa, Carme Chacon, y el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general José Julio Rodríguez.

El Ministerio que dirige Chacón confirmó a lo largo del martes que las tropas españolas mataron sin saberlo a los autores del atentado que el lunes costó la vida a Moreno Meneses en la localidad de Sang Atesh, en Afganistán.

El atentado fue idéntico al que en octubre mató al cabo Cristo Ancor

El análisis del material incautado a los tres talibanes abatidos por los soldados españoles demuestra que fueron ellos los que colocaron la bomba que explosionó al paso de un convoy que realizaba labores de reconocimiento en la conocida como ruta Lithium, en la provincia de Baghdis, al norte del país.

Defensa dio más detalles sobre el ataque, con los datos aportados por los investigadores del Centro Internacional de Desminado de Hoyo de Manzanares, que viajaron el mismo lunes hasta la zona del atentado. La explosión se produjo después de que el primer vehículo de un convoy compuesto por 11 pisara una mina antitanque "que había sido modificada para que tuviera una capacidad de destrucción mayor", explicaron desde Defensa. De momento, se desconoce la cantidad de explosivo empleada, ya que los investigadores no han llegado aún a Quala e Naw, adonde fueron trasladados los restos del blindado BMR que sufrió el atentado.

Este ataque, que también provocó seis heridos, fue casi idéntico al sufrido por los militares españoles el pasado 7 de octubre cerca de la ciudad afgana de Herat, que costó la vida al cabo Cristo Ancor Cabello. Moreno Meneses también viajaba en un BMR que, a pesar de su blindaje reforzado hace dos años, no estaba preparado para aguantar la detonación de un artefacto explosivo manipulado y de esa potencia.

Expertos en explosivos informaron a la ministra de Defensa, Carme Chacón, que esas mejoras en el blindaje salvaron la vida de los seis heridos que viajaban en el mismo vehículo.

A la espera de los RG-31

Los nuevos blindados RG-31, que resisten mejor el impacto de minas, aún no están operativos en Afganistán. Ya hay sobre el terreno 31 de las cien unidades adquiridas por Defensa. Pero no se desplegarán hasta que lleguen todas y se dé formación a los conductores.

La operación ISAF de la OTAN en la que participa España no consigue aminorar el número de ataques de los talibanes. Es más, en los últimos meses los episodios violentos se han ido incrementando progresivamente. Este martes se conoció que, tan sólo siete horas después del atentado de Sang Atesh, las tropas españolas sufrieron un nuevo ataque. Justo a la medianoche, según el horario afgano, la insurgencia disparó tres cohetes artesanales contra la Base de Apoyo Avanzado de Herat. Fuentes del Ejército explicaron que el coronel de la base, Manuel Fernández-Roca Teigell, "escuchó las explosiones y organizó el protocolo de actuación" ante este tipo de situaciones. Pero sólo dos de los artefactos llegaron a impactar en el interior de la base sin causar daños materiales ni personales.

Justo en ese mismo lugar, aterrizaba pocas horas después Carme Chacón. Había partido de España, nada más saber la noticia del atentado de Sang Atesh, para conocer de primera mano los detalles del ataque. La ministra participó en un acto en honor al militar fallecido y visitó a los seis heridos .

Los cohetes lanzados contra la base de Herat no causaron daños

Tres de ellos, viajaron junto al féretro de Moreno Meneses de vuelta a Barcelona en el avión de Chacón. El teniente Jordi Francesc Rubio y los soldados Josue Alcalá y Daniel Ospina son los que se encuentran más graves, si bien no se teme por sus vidas.

Durante la jornada de ayer volvieron a producirse todo tipo de muestras de apoyo a los familiares de las víctimas, así como a las Fuerzas Armadas. La voz más reivindicativa fue la del portavoz de la Asociación Unificada de Militares Españoles, Mariano Casado, que exigió al Gobierno "más información sobre las condiciones en las que trabajan los militares".

Esta tarde, se prevé celebrar el funeral en honor a Moreno Meneses en el acuartelamiento del Bruc, en Barcelona. Está previsto que asista el president de la Generalitat, José Montilla, así como el príncipe Felipe y la propia ministra de Defensa.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad