Martes, 2 de Febrero de 2010

Estudio Estados Unidos asocia infecciones en útero con asma

Reuters ·02/02/2010 - 17:10h

Investigadores estadounidenses dijeron que una infección sufrida durante el embarazo podría estar asociada con el asma, la enfermedad crónica más común entre los niños de aquel país.

Un estudio que siguió casi 400.000 nacimientos durante 16 años en California encontró que cuando las madres tenían una inflamación conocida como corioamnionitis y si su bebé era prematuro, el niño era más propenso a desarrollar asma a la edad de 8 años.

Esta inflamación de la placenta o el fluido amniótico puede ser provocada por un número de infecciones bacteriales en la vagina, como E. coli y estreptococo grupo B.

La corioamnionitis complica el 8 por ciento de los embarazos, de acuerdo al estudio publicado esta semana en Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine.

El doctor Darios Getahun, del Departamento de Investigación y Evaluación del Instituto Kaiser Permanente en Pasadena, California, y líder del estudio, dijo que los médicos habían asumido que nacer antes de término era la razón por la cual los niños desarrollaban asma en su vida futura.

El estudio demostró que la corioamnionitis tiene un rol en el asma independientemente del parto prematuro, dijo Getahun en una entrevista telefónica.

Getahun dijo que los resultados demuestran la relevancia de tomar recaudos en el período prenatal.

"Las mujeres tienden a veces a subestimar la importancia del cuidado prenatal y a perder las oportunidades de detectar este tipo de problema antes de que ocurran", dijo.

En el 2006, casi 10 millones de niños estadounidenses fueron diagnosticados con asma y 6,8 millones tuvieron un episodio asmático. Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, es la enfermedad crónica más frecuente en los niños.

Los investigadores usaron registros electrónicos de la salud para seguir 397.852 nacimientos simples entre 1991 y el 2007 en los centros médicos de Kaiser Permanente en el sur de California.

Los afroamericanos son un 25 por ciento más propensos a tener asma que los blancos y esta infección podría explicar gran parte de esta diferencia, dijeron los investigadores.

Si una madre tuvo la infección y si su bebé nació prematuro, el riesgo de sufrir asma fue un 98 por ciento mayor en los niños afroamericanos en comparación con el 70 y el 66 por ciento para hispanos y blancos respectivamente, señaló el equipo.