Martes, 2 de Febrero de 2010

Un testigo vincula a un aliado de Berlusconi con la Mafia

Reuters ·02/02/2010 - 15:51h

El testigo clave en un juicio contra la Mafia que se está llevando a cabo en Sicilia dijo el martes al tribunal que un estrecho aliado del primer ministro Silvio Berlusconi tenía vínculos directos con el ex "capo de capos" de la Cosa Nostra.

Massimo Ciancimino, hijo de un miembro de la Mafia condenado y ex alcalde de la capital siciliana, Palermo, dijo al tribunal que el dirigente mafioso encarcelado Bernardo Provenzano tenía "vínculos directos" con el senador Marcello Dell'Utri, aliado de Berlusconi.

Provenzano fue "capo de capos" del sindicato del crimen siciliano desde 1993 hasta que fue detenido en 2006 tras 43 años huido.

"Marcello Dell'Utri y Bernardo Provenzano tenían vínculos directos. Mi padre me lo dijo y a él se lo dijo el capo de Corleone", dijo Ciancimino, en referencia a la localidad siciliana donde Mario Puzo situó su superventas "El padrino", y que también es el lugar donde fue arrestado Provenzano en 2006.

Dell'Utri es un veterano empresario y aliado político de Berlusconi, de 73 años, y ha apelado una condena de nueve años de cárcel por asociación con la Mafia. El caso lanzó el año pasado acusaciones de un informante de la Mafia de vínculos entre Berlusconi, Dell'Utri y la Cosa Nostra.

que hasta ahora no han llevado a ninguna investigación sobre el primer ministro - eran infundadas y formaban parte de una campaña contra él por parte de tribunales sesgados.

El abogado de Berlusconi Niccolo Ghedini rechazó el lunes las palabras de Ciancimino ante el tribunal en su primer día en el estrado, cuando dijo que su difunto padre había invertido en la construcción llevada a cabo por Berlusconi de una ciudad satélite cercana a Milán llamada Milán Dos.

Ghedini dijo que las comprobaciones habían "demostrado la procedencia completamente legal de todo el dinero usado" en los años 70 para construir la ciudad, donde Berlusconi lanzó su imperio mediático en televisión.

Ciancimino estaba dando pruebas en el juicio de dos prominentes policías, Mario Mori y Mauro Obinu, acusados de ayudar a Provenzano a evitar su arresto en 1995.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad