Martes, 2 de Febrero de 2010

El juego en línea espera una oleada de consolidación en 2010

Reuters ·02/02/2010 - 15:51h

El sector de las empresas de juego en línea considera que un posible acuerdo entre PartyGaming y la austriaca bwin será el pistoletazo de salida a una oleada de consolidación en ese mercado en 2010.

"Creo que 2010 va a ser el año determinante", indicó un alto directivo de un grupo de juego que pidió no ser identificado.

"Creo que va a haber un efecto dominó, lo que supone que el primer acuerdo hará correr a todo el mundo. No quieres ser el último que se queda sin un socio", añadió.

Si se materializa, una fusión entre Party y bwin podría arrastrar a rivales como 888, Sportingbet y Playtech a firmar acuerdos.

También las empresas de apuestas tradicionales como Ladbrokes, William Hill y Paddy Power podrían considerar adquisiciones para reforzar su presencia en Internet.

El analista de Numis Wyn Ellis señaló que la actividad de fusiones y adquisiciones en el sector es "inevitable".

"Creemos que las negociaciones de consolidación están extendidas en todo el sector del juego en línea y que podría considerarse que la mayoría de las empresas podrían ser consideradas tanto posibles compradoras como objetivos de compra", apuntó.

Party y bwin han sostenido negociaciones preliminares sobre una combinación que combinaría la fuerza de Part en juego en línea con la experiencia de bwin en apuestas deportivas.

Los analistas señalan que la lógica tras el acuerdo es atractiva.

"Un acuerdo así le daría a Party la masa crítica en apuestas deportivas de la que carece, mientras que a bwin, los productos de casino y póquer de Part le darían un empujón significativo a su presencia en estos mercados", comentó el analista de KBC Peel Hunt Nick Batram.

En los últimos doce meses, según los analistas, varios factores han hecho la consolidación del sector más probable que en el pasado.

Así, destaca el acuerdo de PartyGaming con las autoridades estadounidenses, que la protege de procesos judiciales sobre sus actividades pasadas en el país.

El analista de Deutsche Bank Richard Cartes apuntó que el trato le ha dado al sector "significativamente más seguridad y confianza y ha permitido a los principales mercados entender mejor la posible exposición de otras empresas de juego en línea que operan en EEUU".

También otras empresas de juego que tuvieron actividades cuestionables en EEUU, como 888 y Sportingbet, están en conversaciones con las autoridades para llegar a un acuerdo al respecto.

La amenaza de que EEUU tome medidas sobre sus actividades pasadas creó incertidumbre suficiente para descarrilar acuerdos como la propuesta de Ladbroke de adquirir 888 en 2007.

La desaparición de ese temor y una mayor claridad sobre la regulación de la industria ha hecho que los bancos se sientan más cómodos con el sector y, por tanto, más dispuestos a proporcionar créditos para acuerdos.