Martes, 2 de Febrero de 2010

IU exige al Gobierno un plan contra el paro

Llamazares recomienda al Ejecutivo que deje de "esperar a los brotes verdes". Corbacho ve próximo el final de la sangría

PÚBLICO. ES ·02/02/2010 - 17:12h

La subida del paro reflejada en los datos dados a conocer esta mañana han provocado todo tipo de lecturas. La mayoría de los partidos han coincidido en que es necesario hacer algo para acabar con la sangría.

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, prefiere mirar al horizonte de los próximos meses para advertir el "ajuste final" del desempleo a causa de la actual crisis. Siguiendo el papel del que ve siempre el vaso medio lleno, ha destacado que el paro registrado ha sido, no ya menor que el de enero de 2009 (198.838 desempleados), sino también inferior al del primer mes de 2008, en que aumentó en 132.378 personas. Corbacho considera que cada vez los datos se acercan más a las dinámicas y medias estacionales y espera que se concluya el ajuste en el segundo semestre del año. Para IU, esta lectura es perniciosa ya que "no se puede decir que nos desplomamos a menos velocidad si nos seguimos desplomando".

Desde Izquierda Unida, el diputado Gaspar Llamazares, ha calificado de "muy negativo" el dato y cree que es necesario un "plan de choque" para mejorar el empleo en vez de "esperar a los brotes verdes".

Destaca Llamazares la necesidad de, más si cabe en tiempo de crisis, prorrogar las ayudas de protección a los desempleados, adoptar reformas laborales para mejorar la calidad del empleo o fomentar el empleo público. Medidas como la de alargar la vida laboral hasta los 67 años, rompen, según Llamazares, el "clima de consenso del Pacto de Toledo".

Izquierda Unida cree que "el volantazo que ha dado hacia la derecha", en referencia al retraso de la jubilación, "ha provocado un trompo que afecta a la credibilidad global del Gobierno". Una actitud que según Llamazares, obedece a "un ataque de pánico".

Corbacho fija el fin de la sangría en el segundo semestre de 2010

"Llueve sobre mojado"

El Partido Popular también ha ofrecido su visión sobre la gestión del desempleo. Cristóbal Montoro ha subrayado que "llueve sobre mojado" y a diferencia de Corbacho, asegura que "no estamos llegando al final de la crisis".

Montoro ha dicho que hoy es un día "francamente preocupante y negativo" para España al haberse superado los 4 millones de parados, y ha defendido que "mientras no se resuelva el problema del paro en España no tiene ningún sentido acometer reformas" como la propuesta del Gobierno de ampliar en dos años la edad de jubilación. 

Pese a que coinciden tanto IU como PP en su crítica al Gobierno, lo cierto es que las medidas que proponen son totalmente opuestas. Montoro pide una "rectificación de la política" del Ejecutivo en la que subyacen temas como la el recorte del gasto social y la reforma laboral.

El PP, a diferencia de la previsiones del Gobierno, estima que "no estamos llegando al final de la crisis"

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, que no ha perdido la oportunidad de pedir por enésima vez una reforma laboral en España, ha mostrado su deseo de empezar a dialogar "con los mejores deseos en ese diálogo tripartito". Ferrán considera de "sentido común" el retraso de la edad de jubilación, ya que ha aumentado la esperanza de vida.

Noticias Relacionadas