Martes, 2 de Febrero de 2010

El factor autonómico en el desvío del déficit público

Crecen las voces que critican el gasto y la falta de transparencia de las comunidades

PÚBLICO ·02/02/2010 - 07:23h

La vicepresidenta económica, Elena Salgado. - M. PATXOT

El Gobierno presentaba la semana pasada su plan de estabilidad presupuestaria para recortar 50.000 millones de euros de gasto público hasta 2013. Una venda puesta justo después de enseñar la herida: un déficit acumulado por todas las administraciones de 100.000 millones, el 11,4% del PIB. Al Gobierno se le han desviado las previsiones en 20.000 millones de euros tan sólo mes y medio después de que reafirmase en los Presupuestos Generales del Estado para 2010 que veía factible cumplir con la previsión de dejar el déficit en el 9,5%. ¿Qué ha ocurrido? Todas las administraciones (central, autonómica y local) han incumplido las previsiones, pero cada vez son más las voces que se alzan contra el desvío y la falta de transparencia a nivel autonómico.

El Gobierno necesita el compromiso de todas las administraciones para lograr sus objetivos, puesto que de los 50.000 millones previstos de recorte, 10.000 millones tendrán que ser aportados por autonomías y corporaciones locales.

La falta de transparencia en el gasto autonómico complica el objetivo. José Carlos Díez, economista jefe de la firma Intermoney, critica "que el ciudadano no conozca las cuentas de la administración autonómica. No sabe en qué se gasta el dinero, es un problema de transparencia".

El déficit estimado de las autonomías era del 1,5% del PIB y se ha disparado hasta el 2,2%. Los ayuntamientos se desviaron de lo previsto, pero menos. Del 0,3% esperado cerraron en el 0,5%. También la Administración central se pasó. Llegó a un déficit del 9,5% cuando calculaba un 8,1%.

En términos generales, el principal desvío de las cifras hechas públicas ahora con respecto a la revisión de gastos e ingresos que recogían los Presupuestos de 2010 viene por la partida del gasto y no tanto por unos ingresos menores de lo esperado. Todo ello, a pesar de que en diciembre ya se incluyó el efecto de las medidas extraordinarias de estímulo.

Noticias Relacionadas