Martes, 2 de Febrero de 2010

El mercado invernal se congela

Los clubes han gastado menos en fichajes (14,9) de lo que han ingresado (19,5). El Zaragoza, con siete altas y cuatro bajas, el gran animador

ÁNGEL LUIS MENÉNDEZ ·02/02/2010 - 01:30h

Al mercado de fichajes de invierno sólo le queda la angustia de los equipos en apuros. Los clubes más desesperados buscan una penúltima tabla a la que asirse para intentar regatear el desastre, pero los recursos económicos son tan escasos que la inversión desciende con estrépito de enero a enero. Anoche se cerró el plazo de contrataciones abierto el primer día del año y el desembolso total no alcanza los 15 millones de euros, casi cuatro veces menos que los 54 millones contabilizados en 2009. El Barça y el Madrid, las grandes potencias inversoras, no han tocado su cartera. Y el mercado lo ha acusado.

La escasez de dinero es tal que, de manera poco habitual, los clubes han gastado menos en fichajes, 14,9 millones de lo que han ingresado en ventas: 19,5. En esta insólita contabilidad, se computan las operaciones entre equipos, pero no los cuatro millones que ha tenido que pagar el Zaragoza a Ayala para forzar su salida.

Las dos potencias inversoras, Madrid y Barça, no han sacado la cartera

La entidad aragonesa ha sido la gran protagonista. Los teléfonos han echado humo en un constante movimiento de entrada y salida. José Aurelio Gay cuenta con una renovada plantilla, en la que se contabilizan siete incorporaciones y cuatro bajas. El domingo, comenzó a rentabilizar la revolución al firmar en Tenerife una victoria (1-3) que le permite encarar su lucha por la permanencia con un optimismo que parecía enterrado.

No menos angustiado se muestra el Atlético, aunque su desastrosa temporada desasosiega más a los aficionados que a la plantilla y a los dirigentes. Los futbolistas abandonan la nave en un goteo sorprendente y los dueños ganan dinero en cada operación. En enero, han firmado a Tiago y Salvio, y se han despedido Sinama, Maxi, Cléber y Roberto. Resultado global: un millón de euros de superávit. Más ganancias aún contabiliza el Villarreal, también con el agua al cuello. Su presidente, Fernando Roig, no ha fichado a nadie y ha ingresado más de cuatro millones por Pereira y Eguren, una cantidad que le viene muy bien para indemnizar a Valverde, técnico despedido el domingo.

Atlético y Villarreal han ganado uno y cuatro millones, respectivamente

Otro en apuros, el Xerez, apuró hasta ayer para anunciar dos fichajes. Sus nuevos propietarios argentinos siguen mirando hacia su mercado local. Tras contratar a su paisano Gorosito para el banquillo, ayer presentaron al también argentino Alustiza y al uruguayo Vigneri, delanteros.

El único de los tres últimos clasificados que, por principios o por imperativo monetario, capea impasible el temporal es el Tenerife, uno de los cuatro clubes que mantiene la misma plantilla con la que arrancó la Liga en septiembre. El Almería, también al borde del precipicio; el Deportivo y el Barça completan el cuarteto que carece de altas y de bajas. Curiosamente, los azulgrana tampoco protagonizaron movimiento alguno en enero del año pasado.

Planteles aligerados

Almería, Barça, Depor y Tenerife no han modificado sus plantillas

Athletic, Mallorca, Racing, Madrid y el citado Villarreal tampoco han fichado, pero sí han aligerado sus plantillas.

La pobreza agudiza el ingenio, así que la mayoría del medio centenar de operaciones cerradas se basan en el coste cero, carta de libertad del jugador o, como mucho, un acuerdo entre club de origen y de destino para compartir el sueldo del futbolista en lugar de pagar traspaso. El colmo de la originalidad es el trueque diseñado por Zaragoza y Recreativo. Braulio se fue a Huelva y Colunga hizo el viaje inverso hacia Aragón. Delantero por delantero. El mercado de invierno no da para más.

Austeridad en la Premier y buenos vecinos en Milán 

La marcha de Robinho al Santos, la llegada de Maxi al Liverpool, el regreso de Vieira, esta vez al Manchester City, o el fichaje del islandés Gudjohnssen por el Tottenham han sido lo más destacado en un mercado de invierno muy austero en la Premier inglesa. Minutos antes del cierre, el Wigan que dirige el español Roberto Martínez anunció la contratación del delantero boliviano Moreno, cedido por el Shakhtar Donetsk. En Italia, la cesión en el último momento del brasileño Mancini por parte del Inter al Milan marcó ayer el final del mercado en Italia. El dinero ha podido más que la rivalidad vecinal y el conjunto de Berlusconi pagará 3,5 millones de euros por contar con el centrocampista hasta el 30 de junio.