Martes, 2 de Febrero de 2010

Beyoncé arrasa en la batalla de las divas

La cantante se convirtió en la primera mujer en conseguir seis Grammy, aunque Taylor Swift le robó el de mejor álbum

ROBERTO ARNAZ ·02/02/2010 - 00:15h

Beyoncé recoge un premio durante la ceremonia. - EFE

Las chicas son guerreras. Por si alguien aún lo dudaba, Beyoncé, Lady Gaga y la jovencísima Taylor Swift se encargaron de dejarlo claro en la 52 edición de los Premios Grammy, celebrada la madrugada del lunes en Los Ángeles. Las tres grandes estrellas femeninas de la música actual acapararon todo el protagonismo de la gala y se alzaron con un total de 12 gramófonos dorados, dejando a casi todos los intérpretes masculinos con las manos en los bolsillos.

Beyoncé se coronó como reina de la música al convertirse en la primera mujer en recoger seis Grammy en una misma edición. La texana conquistó los galardones de mejor composición, mejor canción y mejor interpretación vocal femenina de Rhythm And Blues (R&B) por su gran éxito Single Ladies. Además, la ex componente de Destinys Child también subió al escenario a recoger los premios a la mejor interpretación vocal pop femenina por Halo, mejor interpretación R&B tradicional por At Last y mejor álbum contemporáneo R&B por I Am... Sasha Fierce. Con los obtenidos este año, la artista ya atesora nada más y nada menos que 13 gramófonos en las estanterías de su casa: diez en solitario y tres más junto a sus compañeras de Destinys Child.

La texana acumula 13 Grammy, diez en solitario y tres con Destinys Child

Para celebrarlo, Beyoncé derrochó fuerza y vozarrón sobre el escenario del Staples Center, donde, además de levantar al público de sus asientos con su popular If I Were a Boy, se atrevió a versionar el gran éxito de Alanis Morisse-tte You Outta Know. Sin embargo, lo que parecía una noche redonda, se torció justo al final. La frágil Taylor Swift, la princesita de la música country, le arrebató el galardón al mejor álbum de 2009 cuando Beyoncé casi lo tocaba con los dedos. Sin miedo, como el título de su álbum, Fearless, Swift recogió un premio que dedicó a su padre "por todas aquellas veces que me dijo que sería capaz de hacer todo lo que me propusiera".

La cantante, de sólo 20 años, se convirtió en la séptima intérprete más joven de la historia de los premios en recibir el galardón del mejor disco del año. Además, a esa estatuilla se sumaron las otras tres que ya había logrado en la modalidad de música country: mejor álbum, mejor interpretación vocal femenina y mejor canción por White Horse.

La reina de la extravagancia

Lady Gaga, la tercera diva en discordia, tampoco quiso perderse el festival femenino. Como era de esperar, la neoyorquina acaparó todas las miradas gracias a su extravagante vestuario y a un sorprendente dueto al piano con Elton John. La camaleónica reina de la música de baile sumó sus dos primeros Grammy en la modalidad de música dance y electrónica con su disco The Fame y su tema Poker Face.

Además, entre los galardonados, destacaron también The Black Eyed Peas, cuyo I Gotta Feeling puso a bailar a los presentes en el pabellón en el que juegan sus partidos Los Ángeles Lakers. La banda californiana también se llevó el premio al mejor álbum vocal pop por The E.N.D. y al mejor vídeo musical por Boom Boom Pow.

Lady Gaga acaparó todas las miradas en su dueto junto a Elton John

Otro trío de gramófonos fue a parar a la formación Kings of Leon. Gracias a su tema Use Somebody, consiguieron imponerse en las categorías de mejor grabación del año, mejor canción rock y mejor interpretación vocal de dúo o grupo.

El momento más emotivo de la noche llegó de manos de Lionel Richie. Precedido por un vídeo en 3D de la canción Earth Song interpretada por Céline Dion, Jennifer Hudson, Smokey Robinson, Carrie Underwood y Usher, el compositor y amigo de Michael Jackson anunció la concesión de un Grammy póstumo al rey del Pop. Sus hijos, Prince Michael y Paris, se encargaron de recoger el premio. "Gracias a Dios y a nuestros abuelos por cuidar de nosotros estos últimos meses, y también a los fans por el apoyo, siempre habéis estado ahí", dijo nervioso Prince Michael, de 12 años.

Tarantino y sus bastardos del hip hop (Eminem, Lil Wayne y Drake) fueron los encargados de volver a levantar el ánimo a los asistentes de una gala en la que también un grupo español, La Quinta Estación, recogió su primer Grammy (mejor álbum latino pop).

 

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad