Martes, 2 de Febrero de 2010

Obama anuncia una subida de impuestos a los más ricos

El presidente achaca en parte el déficit al despilfarro de sus antecesores

ISABEL PIQUER ·02/02/2010 - 01:00h

Barack Obama, junto a su equipo económico, en la presentación del presupuesto para 2011. - EFE

La Administración de Obama anunció ayer que incrementará los impuestos entre los americanos que ganen más de 200.000 dólares (unos 144.000 euros) , con el fin de recaudar, al menos, 970.000 millones (699.000 millones de euros) durante la próxima década. A ellos pretende sumar otros 400.000 millones (288.000 millones de euros) procedentes de las empresas. Con esta medida, el presidente estadounidense, recupera un impuesto de hace diez años, según el cual se gravaban entre un 36% y 396% los ingresos de los americanos solteros con ingresos superiores a los 200.000 dólares

"El presupuesto refleja los retos a los que se enfrenta nuestro país. Estamos en guerra. Nuestra economía ha perdido siete millones de empleos en los dos últimos años y nuestro Gobierno está muy endeudado después de una década de despilfarro", aseguraba el presidente para justificar una de las medidas más importantes de su proyecto de presupuesto de 3,8 billones de dólares (2,7 billones de euros) que espera sentar las bases de un mayor equilibrio fiscal tras un déficit récord de 1,6 billones de dólares (8,3% del PIB).

Obama también confirmó lo que ha ya había anunciado estas últimas semanas: congelación de parte del gasto público (excepto de defensa, pensiones y cobertura médica pública), endurecimiento fiscal hacia los bancos, medidas para fomentar empleo.

Obama echó parte de la culpa del mayor déficit registrado desde la Segunda Guerra Mundial a la cuantiosa deuda heredada de los republicanos. "Hace diez años (léase en tiempos del presidente Bill Clinton), teníamos un superávit de 200.000 millones de dólares. El gobierno anterior y el Congreso aprobaron sendas rebajas de impuestos para los más ricos y financió dos guerras sin tener que pagarlas" (al contabilizarlas fuera de presupuesto). "No podremos tener un crecimiento económico sostenible y duradero sin poner nuestra casa fiscal en orden, aunque no podremos acabar con el déficit de la noche a la mañana", aseguró.