Lunes, 1 de Febrero de 2010

Aguirre acusa a Zapatero de retrasar la jubilación porque no puede reducir el paro

La 'lideresa' no se refería, con su "hijoputa", ni a un militante ni a un afiliado del partido, dice el PP de Madrid

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·01/02/2010 - 22:16h

EFE - La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, cortando la cabeza de un cochinillo.

Esperanza Aguirre, poco amiga de la ideología de Zapatero, ha sacado sus propias conclusiones sobre la iniciativa del Gobierno de querer ampliar a 67 años la edad de jubilación en España. La presidenta de la Comunidad de Madrid cree que Zapatero quiere que haya menos jubilados porque "no ve la posibilidad de que haya más gente trabajando".

"Ellos, (el PSOE) que presumieron de que no tocarían las pensiones, han dicho que van a retrasar las jubilaciones. Nos han estigmatizado a todos los que hemos dicho que hay que vigilar la sostenibilidad de las pensiones", aseveró Aguirre durante un acto de partido celebrado en el distrito de Villa de Vallecas.

La 'lideresa' sostiene que "cada vez hay menos cotizantes" y acusó al Ejecutivo de que, en lugar de favorecer la creación de los puestos de trabajo, "lo que se le ocurre" es "que la gente no se jubile". "Como no ven posibilidad de que haya más gente trabajando, que haya menos jubilados", apostilló.

Aguirre también hizo referencia a la "cacareada" subida de las pensiones de jubilación anunciada por el Ejecutivo y, en este sentido, subrayó que esta iniciativa "se ha transformado en un recorte porque las retenciones del IRPF han subido más que las subidas de las pensiones".

"Hoy nuestros mayores cobran menos para financiar los despilfarros del peor Gobierno de la democracia, que es sin ninguna duda el presidido por Zapatero", indicó.

Mutis sobre su 'hijoputa'

De lo que no ha querido hablar ni por la mañana ni en el acto de esta tarde, en el que Aguirre ha recogido el Premio Popular Villa de Vallecas, es del insulto que un micrófono recogió en una conversación con Ignacio González sobre Caja Madrid. 

Entre otras cosas, Aguirre llegó a decirle a su interlocutor: "Hemos tenido la inmensa suerte de darle un puesto a IU quitándoselo al 'hijoputa'". A pesar de que algunas voces apuntaban a que el epíteto iba dirigido al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, la jefa del Ejecutivo autonómico se apresuró a decir que se refería a un consejero de la entidad, una figura en la que algunos han visto reflejado a Fernando Serrano, presidente de la Comisión de Control en uno de los momentos de mayor tensión del proceso electoral.

Fuentes del PP de Madrid han explicado a Europa Press que la persona a la que se refería al dirigente autonómica no es ni militante ni afiliado al partido.