Martes, 2 de Febrero de 2010

Berlusconi acusa a su ex mujer de infidelidad

Trata de reducir la cuantía de la pensión tras el divorcio

SANDRA BUXADERAS ·02/02/2010 - 03:00h

Claudio PERI /efe - Berlusconi, ante una imagen de su ex mujer, en un programa de la RAI.

El primer ministro italiano está dispuesto a revelar ante el tribunal que se ocupa de su divorcio que su mujer, Lario, también le ha sido infiel, según la prensa italiana, al agitar la sospecha sobre la relación de su esposa con uno de sus guardaespaldas.

Ya en octubre de 2002, durante una cumbre europea, Berlusconi le soltó en público a su homólogo danés, Anders Fogh Rasmussen que él era "más guapo" que el supuesto amante de Lario, el alcalde de Venecia, Massimo Cacciari.

La revelación de los líos domésticos del matrimonio Berlusconi-Lario es en realidad una cuestión de táctica. Lario pretende cobrar más de tres millones de euros al mes como pensión tras el divorcio. La ex mujer de Berlusconi pidió la separación alegando que este frecuentaba a chicas menores de edad, como la modelo Noemí Letizia. Ahora, su ex marido contraataca. La razón es que quiere reducir la cuantía de la pensión hasta un máximo de 200.000 o, a lo sumo, 300.000 euros al mes.

La pelea se extiende, además, por el control y la herencia del Fininvest, el conglomerado de empresas del primer ministro, valorado en más de 6.000 millones de euros, con el que Berlusconi ha logrado ser el segundo hombre más rico de Italia. Veronica Lario aspira a que los tres hijos comunes del matrimonio Bárbara, Eleonora y Luigi obtengan tanto poder como los dos hijos que Il Cavaliere tuvo con su primera mujer, Carla dellOglio; Marina y Piersilvio.

Este fin de semana, la pareja se vio por primera vez en muchos meses. El primer ministro se presentó ante los jueces rodeado de una nube de abogados. No faltó Niccolò Ghedini, el diputado que le elabora los proyectos de ley para eludir sus problemas con la Justicia. Uno de estos, la ley del legítimo impedimento que evitará que el magnate declare ante los tribunales alegando compromisos institucionales podría superar esta semana el primer trámite parlamentario.

La estrategia mediática

Los abogados de Berlusconi esconden otro as en la manga: amenazan a Lario con reclamar la mansión donde vive, Villa Macherio, que con sus amplias estancias de estilo neobarroco y sus 120.000 metros cuadrados de parque está valorada en 78 millones de euros. Es una de las 15 mansiones de Berlusconi. Aparte de la faraónica Villa Certosa, en Cerdeña, el magnate y político posee, entre otras, dos mansiones en Las Bermudas y siete en la isla caribeña de Antigua.

Mientras tanto, el semanario de la derecha italiana Panorama ha divulgado que la Fiscalía de Bari investiga a la prostituta de lujo Patrizia dAddario, que grabó la noche que pasó con Berlusconi, el 4 de noviembre de 2008. Según el semanario, la Justicia está indagando si existió un complot ideado por jueces y periodistas de izquierdas para perjudicar a Berlusconi. Pero la fiscalía ha desmentido que esté detrás de una hipótesis semejante.

En realidad, la supuesta revelación de Panorama podría obedecer a una estrategia del entorno de Berlusconi para borrar sus escándalos sexuales y ventilar los de la oposición. El gobernador de la región del Lazio, Piero Marrazo, del Partido Demócrata, dimitió en octubre tras divulgarse sus juergas con transexuales, mientras que su compañero de partido y alcalde de Bolonia, Flavio Delbono, ha hecho lo propio al ser investigado por pagar con dinero público sus viajes con su amante y secretaria, Cinzia Cracchi.