Martes, 2 de Febrero de 2010

Un pacto educativo por 11.000 millones

Sólo tres autonomías alcanzan el gasto medio sobre el PIB de la UE al que aspira el Ejecutivo

DIEGO BARCALA ·02/02/2010 - 08:10h

Efe - El ministro de Educación junto al resto de consejeros del ramo, en el ministerio.

"Las convicciones se demuestran en los presupuestos". El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, repite con insistencia este eslogan como una advertencia a las comunidades autónomas. Su propuesta, en el marco de la negociación del pacto educativo, de llegar a la media europea de inversión en enseñanza, el 5,3% del PIB, requeriría una inyección extra de 10.945 millones de euros anuales sobre el presupuesto general de educación de este año, que asciende a 43.779 millones.

El esfuerzo sería sostenido sobre todo por las autonomías, pero no todas están por la labor. Sólo tres hacen ya un esfuerzo económico a la altura: Extremadura (5,80% del PIB, con 1.053 millones), Castilla la Mancha (5,58%, 2.061) y Murcia (5,22%, 1.470).

Madrid tendría que duplicar su presupuesto para alcanzar lo exigido

A la cola se encuentra Madrid, con un 2,46% de inversión. El Gobierno de Esperanza Aguirre debería duplicar su inversión actual (4.784 millones) para alcanzar la media de la UE. Baleares, que tiene uno de los mayores índices de fracaso y abandono escolar, es la segunda que menos dedica a Educación (2,99%). Catalunya, que ahora gasta el 3,09%, ha comprometido en la memoria económica de la Ley de Educación de Catalunya un esfuerzo que la sitúe en el 6% del PIB en los próximos años.

"Si no hay financiación no hay credibilidad", volvió a sentenciar ayer Gabilondo en una entrevista en la Ser. La respuesta del PP a estas diferencias de inversión ha sido proponer que el compromiso económico del pacto corra del lado del presupuesto de la Administración General del Estado. El Ministerio de Educación recibió 3.085 millones de euros de esa caja para el gasto en 2010. Con las competencias de Educación transferidas a las comunidades autónomas, el dinero disponible para Gabilondo es inferior al presupuesto de Madrid, Catalunya o Andalucía.

De los 26 folios del documento que los conservadores aportaron al pacto educativo, tan solo hay seis líneas sobre el esfuerzo inversor que requiere la educación. "Proponemos la creación de un Fondo para la Cohesión y la Calidad de la Educación con arreglo a los Presupuestos Generales del Estado", dice la propuesta de los conservadores.

"No puede ser que el Gobierno invierta menos que Madrid sola", alega el PP

La réplica del PP

El portavoz del PP en la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados, Juan Antonio Gómez Trinidad, explica con el siguiente ejemplo en qué consiste esta medida: "Si se detecta que es necesario un esfuerzo en formación de profesores y se hace un plan para ello, el ministerio pagaría el plan con arreglo a las necesidades de cada comunidad. No puede ser que el Gobierno invierta en total menos dinero que la Comunidad de Madrid sola". La propuesta de Gómez Trinidad que forma parte del grupo del PP que negocia el pacto con reuniones semanales en el ministerio supondría una tutela impropia del Estado de las Autonomías.

 "Hay 3.000 alumnos que cursan sus estudios en barracones en el Estado español [1.208 en la Comunitat Valenciana, 1.046 en Catalunya y 800 en Andalucía]. Eso se debe a recortes presupuestarios permanentes", reclama el presidente del Sindicato de Estudiantes, Tohil Delgado. La demanda de los alumnos es compartida por los sindicatos CCOO, UGT y CSIF, que exigen un esfuerzo que llegue al 7% de la riqueza autonómica.

El ministerio asegura que el texto presentado la semana pasada para su debate público es un compendio de 35 propuestas. La Consejería de Educación de Castilla la Mancha propone firmar un compromiso de todas las administraciones para llegar al 6% del PIB. "El objetivo debe ser la excelencia, pero no estamos dispuestos a dar ni un paso atrás en la equidad y en la igualdad de oportunidades", explica el viceconsejero de Educación, Pedro Pablo Novillo.

Objetivos mínimos

La meta del 6% del PIB es más ambiciosa que la propia propuesta del Gobierno, tal y como reconoció Gabilondo en la última conferencia sectorial de Educación (reunión de todos los consejeros en el ministerio): "Pondremos un objetivo mínimo y, si alguna lo supera, pues bienvenido sea".

Gabilondo: "Los centros concertados tienen los mismos derechos y deberes"

El problema diagnosticado por la comunidad educativa (padres, alumnos y sindicatos) es saber en qué se va el gasto de las comunidades. "La educación concertada incrementó un 292% sus fondos de 1993 a 2006. Eso ha esquilmado la escuela pública", denuncia el Sindicato de Estudiantes.

El ministro, ante los micrófonos, coincide con ese análisis: "La escuela concertada no puede ocupar un lugar que no sea subsidiario. Me preocupa que la mayoría de los alumnos inmigrantes o los discapacitados estén en su mayoría en los centros públicos. Los centros sostenidos con fondos públicos deben tener los mismos derechos y deberes".

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad