Lunes, 1 de Febrero de 2010

Angela Merkel accede a comprar una lista con nombres de evasores fiscales en Suiza

La opinión pública está dividida. El informante pide 2,5 millones de euros que reportará a las arcas alemanas 100 millones de euros

PUBLICO.ES / EFE ·01/02/2010 - 17:16h

Desde las filas de su propio partido, CDU, critican la decisión. AFP PHOTO DDP.

La canciller alemana, Angela Merkel, se mostró este lunes partidaria de adquirir una lista con los datos de unos 1.500 evasores fiscales germanos que han depositado fondos en bancos suizos. El informante, cuya identidad no ha sido desvelada, pide a cambio 2,5 millones de euros.

"Si esos datos son relevantes, debemos conseguirlos", dijo Merkel ante la prensa en Berlín, rechazando así las reservas de algunos compañeros de partido que critican la posibilidad de que el Estado negocie con "ladrones".

Comentó, además, que los delitos de evasión fiscal deben ser especialmente perseguidos. Los investigadores fiscales creen que podrían suponer unos ingresos para las arcas alemanas de 100 millones de euros.

El caso corre el riesgo de provocar otra pelea por el secreto bancario entre Alemania y Suiza.

Entidades salpicadas

Por el momento se desconoce a qué bancos suizos afecta exactamente el caso.

El diario alemán Handelsblatt afirma que implica, sobre todo, a cuentas del buque insignia suizo UBS. El banco, que ha sido rescatado por el Gobierno suizo y acusado de ayudar a ricos estadounidenses a evadir impuestos, indicó que no estaba al tanto de dicha información. "En este momento es especulación", dijo en un comunicado.

Por otro lado, la edición alemana de Financial Times informaba que el caso afecta a la filial suiza del británico HSBC.

A favor

Desde el ministerio de Finanzas, se anunció que las autoridades actuarán de la misma manera que hace dos años, cuando se autorizó la compra de otra lista de evasores fiscales que habían desviado parte de su patrimonio a cuentas en Liechtenstein. Por entonces, se pagó 5 millones de euros.

La compra de la polémica lista ha sido alentada, además, por la oposición socialdemócrata, la policía y numerosos expertos financieros.

El jefe del Sindicato Alemán de Policía (GdP) subrayó que la compra de esos datos es "forzosamente necesaria" para que los evasores dejen de vivir a costa de la sociedad.

El presidente del Partido Socialdemócrata (SPD), Sigmar Gabriel, declara en el rotativo Süddeutsche Zeitung: "No podemos dejar escapar a delincuentes sólo por que han sido desenmascarados por otros delincuentes".

En contra

No sólo las  autoridades suizas han criticado duramente la compra-venta de datos, también miembros del propio partido de Merkel, la Unión Cristianodemócrata (CDU). Ambos coinciden en afirmar que alenta el tráfico ilegal de información.

"Un robo es un robo. El Estado no debe tratar con ladrones", advirtió Volker Kauder, jefe del grupo parlamentario conservador.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad