Lunes, 1 de Febrero de 2010

Obama cancela el programa lunar de la NASA

Los recortes presupuestarios para 2010 terminan con el programa Constellation, que proyectaba el regreso a la Luna en 2020

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·01/02/2010 - 17:15h

REUTERS/Jason Reed - Obama durante la presentación de la partida presupuestaria.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha presentado su propuesta presupuestaria para el año 2011. Una propuesta llena de recortes y cuyo principal afectado es el plan de la NASA para llegar a la Luna, que ha sido directamente suspendido

"Es hora de ahorrar lo que podamos, gastar cuando debamos y vivir de acuerdo con nuestras posibilidades", ha asegurado Obama, tras confirmar que la propuesta de su Administración prevé un gasto de 3,8 billones de dólares con un déficit récord de casi 1,3 billones de dólares, aunque esta cifra se aleja de los 1,6 billones previstos para este año.

Un gasto que ha obligado al Gobierno estadounidense a recortar el presupuesto de numerosos programas y a eliminar uno de los más ambiciosos de los últimos tiempos, el Constellation, que pretendía volver a la Luna en el año 2020. "Proponemos cancelar el programa, no retrasarlo", aseguró Peter Orszag, director de la Oficina de Presupuesto. Un dinero que será empleado para proyectos de investigación sobre robótica y tecnología necesaria para preparar futuras misiones tripuladas a Marte, según confirmó el propio Orszag. 

La nueva propuesta hecha pública por Obama prevé invertir 6.000 millones de dólares en cinco años, abortando un futuro nuevo intento de regresar a la Luna. El presupuesto para la NASA, sin embargo, crecerá hasta los 19.000 millones de dólares en 2011, pero se destinará a investigar mucho más en ciencia y mucho menos en exploración espacial. La idea es "investigar en tecnologías innovadoras" para la exploración del espacio.  

Este recorte supone un contrapié para la NASA, que ya había gastado 9.000 millones de dólares en el programa Constellation, y que tendrá que emplear otros tantos millones de dólares en la cancelación de los contratos ya existentes con empresas como ATK Launch Systems, Pratt & Whitney Rocketdyne y Boeing. 

43.000 millones en seguridad

Sin embargo, el recorte en investigación espacial ha permitido un desembolso en seguridad que ascenderá hasta los 43.600 millones de dólares, lo que supone un 2% más que el año anterior. De ese monto, 734 millones de dólares serán destinados para el despliegue de hasta mil nuevas máquinas de alta tecnología para la revisión de pasajeros en puntos de control en los aeropuertos y para nuevos equipos de detección de explosivos.

Ese presupuesto también tiene el objetivo de incrementar el número de vuelos vigilados por agentes federales camuflados, para prevenir ataques en la industria de aviación.

Aún así, el mensaje de Obama es claro. "No podemos gastar como si el déficit no tuviera consecuencias", aseguró el presidente norteamericano. Se trata de un cambio de rumbo en la política económica de Estados Unidos, que hasta el momento había apostado por medidas de estímulo económico, dejando el déficit a un lado. 

La propuesta, que debe ser aprobada por el Congreso para entrar en vigor, establece la congelación de aproximadamente el 17% de las partidas públicas. Exentos de los recortes están el gasto en defensa y en los programas de salud públicos para los pobres y los ancianos. El plan incluye, en cambio, una subida de más del 6% en el presupuesto de educación. "No hay mejor plan contra la pobreza que una educación de calidad internacional", remarcó hoy Obama.

También incluye un proyecto para usar 100.000 millones de dólares para fomentar el empleo con recortes de impuestos a las pequeñas empresas, inversiones en infraestructuras y energías limpias. Obama consideró "esencial" la creación de puestos de trabajo, en un momento en el que el índice de desempleo en Estados Unidos se sitúa en el 10%.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad