Lunes, 1 de Febrero de 2010

Una guía turística en el GPS

Un software propio consigue que la información típica de establecimientos de una guía de viajes aparezca en el GPS

PEPE ESCOBAR ·01/02/2010 - 08:30h

Antonio González y Tomás García descubrieron un nicho de mercado en una tecnología que nadie aplicaba a los navegadores GPS.

Ese restaurante en el que, según acabamos de escuchar en la radio del coche, cocinan unas paellas más que recomendables. Aquel hotelito rural que nos recomendó un compañero de trabajo y que, preparando una escapada, hemos encontrado, anotado en un papelito, en el fondo de un bolsillo. ¿Por qué no decirle al GPS que nos lleve hasta estos lugares? ¿Por qué no preguntarle a la maquinita, por el número de teléfono del local, para así poder hacer la reserva sobre la marcha?

Tecnológicamente, incluir en el localizador los datos de un negocio (dirección, teléfono y coordenadas) era algo posible desde hacía tiempo. Además, la idea parecía tan sencilla cómo útil. ¿Por qué no se le había ocurrido a nadie ponerla en práctica? Antonio González y Tomás García, dos emprendedores madrileños, se pusieron manos a la obra a mediados del 2005 y decidieron unir sencillez y utilidad en la compañía GuíaGPS.

Suministran información al líder mundial de cartografía

"Nos dimos cuenta del éxito que el uso de terminales GPS tenía en España, pero también de las muchas posibilidades que aún no se habían de-sarrollado, como la localización de vehículos, personas, flotas o lugares", explica Antonio. Realizaron un estudio de mercado que les confirmó que su intuición acertaba y que su idea era viable y pusieron en marcha su sotfware propio. "Un sistema de captación de datos que permite ofrecer, en la pantalla del localizador y sobre el mapa digital, las coordenadas del establecimiento buscado. Si la información solicitada se muestra en pantalla es porque, antes, el dueño del negocio abonado a nuestro servicio, nos ha facilitado sus coordenadas, dirección y teléfono", aseguran sus inventores.

Internacionalización

Hasta ahora, estos datos sólo podían obtenerse a través de una guía de viajes en soporte papel, lo que, irremediablemente, chocaba con el problema de la desactualización. Con GuíaGPS, la actualización es constante y se evitan sorpresas indeseadas como la de llegar al lugar esperado y que ya no exista. "Con nuestro servicio, son las propias empresas las que pueden incluir en los mapas sus inauguraciones, traslados o cierres de locales", dice Antonio. En definitiva, que son los subscriptores del servicio los que llevan a sus potenciales usuarios a la misma puerta de sus comercios.

Los propios establecimientos actualizan los datos

Antonio ironiza comparando GuíaGPS y Microsoft. "Ambos empezamos en un garaje, sólo queda esperar que nuestro futuro sea parecido a su presente". En un espacio tan escasamente glamuroso, estos emprendedores instalaron los dos ordenadores que utilizaron para desarrollar su modelo de negocio, preparar una política de ventas, extender el organigrama de la empresa y, punto esencial, descubrir qué empresas gestionaban la cartografía de los GPS. "Terminales hay muchas, por lo que pensamos que eso iba a dificultarnos la tarea. Sin embargo, nos dimos cuenta que sólo dos empresas desarrollaban la parte que realmente nos interesaba, la cartografía de los terminales. Comprendimos que todo sería más sencillo". En efecto, así fue. Una vez comprobado que las multinacionales Teleatlas y Navteq surtían de cartografía a todos los navegadores del mercado, GuíaGPS optó por entrar en contacto con ambas. "Las dos ofrecían contenidos de información comercial, pero eran de escasa calidad y, normalmente, desactualizados". Finalmente, el acuerdo se firmó con Navteq. "Ahora, además de ser agente oficial de esta empresa en España, podemos ofrecer a nuestros clientes una difusión mundial de su negocio", asegura Antonio González.

A la hora de plantearse objetivos para los próximos años, en GuíaGPS lo tienen claro: captar a las grandes marcas que aún no han contratado el servicio. "Ya estamos hablando y negociando con muchas de ellas. Es posible que pronto cerremos algún acuerdo", avanzan en la empresa.

La idea es obtener el suficiente aumento de facturación y beneficios como para plantearse dar el siguiente paso en el desarrollo empresarial de la compañía: el salto a Latinoamérica y Asia.