Viernes, 28 de Septiembre de 2007

El saldo deudor de la inversión exterior en España fue de 648.300 millones en el segundo trimestre

Agencia EFE ·28/09/2007 - 19:15h

Agencia EFE - La diferencia entre la inversión extranjera en España y la que realizan las entidades españolas en el exterior dio un saldo deudor (negativo) para el país de 648.300 millones de euros en el segundo trimestre. EFE

La diferencia entre la inversión extranjera en España y la que realizan las entidades españolas en el exterior dio un saldo deudor (negativo) para el país de 648.300 millones de euros en el segundo trimestre, lo que equivale al 61,6 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).

Así lo apuntan los datos sobre la Posición de Inversión Internacional que publica el Banco de España, según las cuales este déficit entre lo que España invierte fuera y lo que recibe fue el 35,91 por ciento superior al del mismo periodo del año anterior, que alcanzó los 477.000 millones.

Si se excluyen los activos y pasivos del Banco de España, la posición deudora se situó en 760.900 millones, el 34,72 por ciento más que un año antes.

En el segundo trimestre del año las inversiones directas realizadas por empresas españolas en el extranjero fueron superiores a las de entidades extranjeras en el interior, lo que dio un saldo de 59.600 millones, el 49,37 por ciento más.

Así, las empresas españolas invirtieron fuera en este periodo 418.500 millones de euros, el 16,02 por ciento más que un año antes, mientras que la entrada directa de inversiones extranjeras ascendió a 358.900 millones, el 11,88 por ciento más.

Mucho mayor fue la entrada de las inversiones de cartera en España procedentes del exterior, que aumentó el 28,19 por ciento y se elevó a 1,081 billones de euros, una cifra que supera el PIB previsto para este año.

Las inversiones de cartera españolas en el exterior experimentaron un aumento del 6,21 por ciento, hasta los 471.900 millones de euros.

De esta forma, el saldo de las inversiones de cartera fue de 609.400 millones de euros, el 52,66 por ciento más.

En cuanto a las otras inversiones, en las que se engloban las operaciones de préstamos, depósitos y repos, el saldo neto fue de 195.200 millones, el 5,01 por ciento menos que un año antes.

Esto se debe a que las otras inversiones de España en el exterior se elevaron a 366.600 millones, el 21,55 por ciento más, menores que las del exterior en España, que fueron de 561.800 millones, el 10,79 por ciento más.

Por otra parte, el saldo acreedor (positivo) del Banco de España en el segundo trimestre fue de 112.600 millones de euros, el 28,25 por ciento más.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad