Viernes, 28 de Septiembre de 2007

Viagra gratis y plátanos rectos

La Comisión Europea intenta desmontar los 'eurobulos' y malinterpretaciones de la Prensa

THILO SCHÄFER ·28/09/2007 - 11:12h

Los funcionarios de la Unión Europea deben tener la piel curtida. Las instituciones comunitarias no sólo sirven frecuentemente como chivo expiatorio para los dirigentes nacionales que responsabilizan a Bruselas de todos los males que afectan a sus países. También la prensa, liderada por los mordaces diarios del Reino Unido, ha convertido las arremetidas contra la labor de los ‘eurócratas locos’ en un deporte.

Algunos artículos tergiversan los hechos y otros los inventan, lamenta la CE 

Harta de la avalancha de críticas, burlas y malinterpretaciones de sus iniciativas, la Comisión Europea ha pasado a contraatacar. Ha colgado en su página web un extenso listado de  las que considera “noticias alarmistas” y da su versión de los hechos. La gran mayoría de los supuestos euromitos se atribuyen a la prensa británica, que intenta satisfacer el euroescepticismo dominante entre sus lectores. Pero también en Alemania, Dinamarca o Francia los medios apuntan su artillería pesada al bastión de Bruselas.

Hay dos clases de euromitos, según la Comisión: “Algunos se basan en hechos que se tergiversan o exageran y otros, sencillamente, se inventan”. Así, por ejemplo, carece de fundamento la información de que Bruselas pretende armonizar la talla de los preservativos.

Muchas veces, sin embargo, los astu­tos periodistas simplemente llevan la interpretación de las normas al extremo, una disciplina que manejan los tabloides británicos a la perfección.
En Bruselas no aceptan ni siquiera ser culpables de todas las iniciativas que levantan polémica. La Comisión recuerda que, muchas veces, actúa a petición de los estados miembros o responde a las demandas de fabricantes o consumidores.

Aunque los funcionarios de la UE se toman buena parte de estos euromitos con humor, les preocupa el efecto que puede causar en la opinión pública. “Estas noticias enganchan, pero llevan consigo una carga peligrosa que se difunde rápidamente por Internet y otros medios de comunicación, calan en la opinión pública como verdaderas y van formando en la sociedad un concepto de la UE como un controlador metomentodo”, dicen.

 


 

PLÁTANOS RECTOS

El afán regulador de los eurócratas desafía hasta a la naturaleza, según los diarios británicos. 'The Times' informó que los fruteros deberían adaptarse a toda una serie de nuevas normas que especifican tamaño, color y textura de las verduras. Y claro, esto significaría el fin para los plátanos, pepinillos o zanahorias con curvas.

Según Bruselas

En este caso existe "por lo menos un atisbo de verdad". La Comisión dice que "los plátanos que se venden en la categoría de clase extra deben estar exentos de deformaciones y sin curvaturas anormales". Pero la UE nunca ha intentado prohibirlos. Y, "los pepinillos no tienen que ser rectos", afirma bruselas.

 

 

 EUROS TÓXICOS

Según la Prensa

Los medios advirtieron del riesgo de las nuevas monedas para la salud. "Al tocar el euro, millones de personas podrían observar cómo sus manos se convierten en una masa escamosa y enfermiza en unos pocos minutos", escribió 'The Observer'. Mientras, un camionero alemán se quejaba de que los billetes le habían causado impotencia.

 Según Bruselas 

La Comisión admite que las monedas contienen níquel, que pude provocar reacciones alérgicas. Pero se usa sólo en las monedas de uno y de dos céntimos. Los billetes de diez euros contienen una sustancia tóxica, pero en dosis mínimas. "Alguien tendrá que comer más de 2.500 billetes al día" para sufrir los efectos tóxicos.

 

 TAPONES EN LA CANCHA

Según la Prensa

Planes comunitarios para proteger a los trabajadores contra el ruido encendieron la alarma en Inglaterra. Así, los futbolistas tendrían que llevar tapones para amortiguar el ruido de la grada. "David Beckham y compañía podrían jugar partidos maratonianos porque no oirían el pitido final", advirtió 'Daily Express'.

 
Según Bruselas

Las empresas estarían obligadas a proteger a sus empleados contra los efectos del ruido porque "la sordera es la enfermedad laboral más común en la UE", explica la comisión. La medida está pensada, sobre todo, para lugares extremadamente ruidosos, "como aeropuertos o fábricas". Además, es una decisión voluntaria.

 

CAMARERAS SIN ESCOTE 

Según la Prensa

La famosa Feria de la cerveza de Munich estaba a punto de perder uno de sus principales atractivos: Bruselas quería prohibir el dirdnl, vestido tradicional de las camareras bávaras, que ofrecen un generoso escote. Según contó el sensacionalista alemán 'Bild', los cerveceros alemanes montaron en cólera ante el fin inminente de una tradición centenaria.

Según Bruselas

Con una nueva norma, la CE queríam mejorar la protección de millones de trabajadores que se pasan todo el día al aire libre. Las empresas deberían introducir medidas para evitar los efectos dañinos de los rayos UVA. "Por supuesto que el encargado de un bar siempre puede aplicar el sentido común y repartir crema solar", dice la CE.

 

 RECICLAR CONSOLADORES

Según la Prensa

Una normativa para el reciclaje de equipos eléctricos obligaría a "miles de mujeres sonrojadas" a entregar sus "consoladores desgastados", antes de poder comprar un aparato nuevo, alertó 'The Sun'. "Las tiendas temen que tendrán que gestionar hasta dos millones de objetos al año, lo cual provocaría una subida de precios".

Según Bruselas

"Una vez más, una historia errónea sobre aspectos particulares oculta la idea principal de esta medida", se lamenta la Comisión. Los consumidores tienen derecho a devolver artículos usados de forma gratuita para el reciclaje. "No existe ninguna obligación para las mujeres -tampoco para los hombres- de devolver sus juguetes sexuales.

 

 VIAGRA GRATIS

Según la Prensa

Mucho se ha publicado sobre los privilegios de los trabajadores de la UE. A los funcionarios incluso se les paga el coste de la Viagra, reveló el diario danés 'Sondagsavisen'. El seguro médico de la UE cubre el coste de hasta seis pastillas al mes del famoso fármaco para la disfunción eréctil.

 

Según Bruselas

De los 47.000 empleados que cotizan al seguro médico de la UE, sólo diez hombres pueden pasar parte del gasto para seis pastillas de Viagra al mes al seguro, explica la Comisión. "Y estos casos son especiales, pues se trata de personas cuya impotencia fue causada por otras enfermedades graves, como el cáncer". 

 

 

 

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad