Jueves, 27 de Septiembre de 2007

Dos años para devolver un programa que no quiere

Un profesor presenta una demanda para que le reembolsen el software

MIGUEL ÁNGEL CRIADO ·27/09/2007 - 22:29h

Paco Rivière, tras el portátil de la discordia.

La aventura de Paco Rivière, profesor de Tecnología de Bachillerato, tiene muchas cosas en común con la del francés Antoine Gutzwiller.

Como éste, quiso comprar un ordenador sin Windows preinstalado. Como no encontró una tienda que se lo permitiera, adquirió un portátil Samsung con la intención de devolver el sistema operativo nada más abrir la caja.

Eso fue el 28 de junio de 2005. Rivière da tres razones: "Tengo derecho, no está en catalán y me da la gana".

Desde entonces intenta que alguien recoja el Windows que no usa y le abone su precio. Lo intentó en la tienda, y acudió a Microsoft y Samsung, sin conseguir nada. También reclamó a la Agencia Catalana de Consumo, con igual resultado.

En el verano de 2006 presentó una demanda de conciliación en la que no hubo acuerdo. Desde entonces ha pasado un calvario judicial que casi le hace rendirse. "Estoy desanimado y casi abandono", reconoce.

Sin embargo, este mes, su abogado ha presentado la demanda en un juzgado de Hospitalet de Llobregat. Rivière se alegra de la victoria del usuario francés pero duda de tener la misma suerte. "La justicia española no es la francesa", concluye con resignación.


Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad