Jueves, 27 de Septiembre de 2007

Los obispos critican las ayudas al nacimiento para madres solteras

El portavoz de la Conferencia Episcopal cuestiona el entorno de las familias monoparentales

MIGUEL ÁNGEL MARFULL ·27/09/2007 - 20:45h

Juan Antonio Martínez Camino. (EFE)

Con "padre y madre conocidos", ése es el contexto familiar que confiere a los hijos "un ambiente adecuado que responde a sus derechos", según la Conferencia Episcopal. Los obispos abrieron ayer un nuevo frente crítico al rechazar que la anunciada ayuda de 2.500 euros por nacimiento aumente hasta 3.500 euros para las familias monoparentales, como son las que encabezan madres solteras.

"Ayudar a la natalidad está bien", señaló el portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, pero "promover que los hijos vengan al mundo sin padre o sin madre, nadie lo va a ver bien". La jerarquía católica critica de esta manera que el Ejecutivo conceda ayudas también a los niños que no nacen en "condiciones óptimas", que se dan, según Martínez Camino, cuando concurren tres circunstancias: "Un padre y una madre conocidos, que se aman, y que están unidos por un pacto estable y permanente".

Todo lo demás queda fuera del territorio de lo admisible y cruza la frontera de lo rechazable. "Si se promoviese otro tipo de contexto en el que los hijos fuesen traídos al mundo sin ser reconocidos sus derechos fundamentales nadie lo va a ver bien", insistió el portavoz de los obispos para resolver la cuestión en un tono de clara incomodidad; la periodista que acababa de preguntarle era, precisamente y también, una madre soltera.

Enseñanza del Islam

La Conferencia Episcopal cerró así las conclusiones de la reunión de su Comisión Permanente que han celebrado desde el pasado martes. Un encuentro que ha desautorizado a la Editorial SM, propiedad de los padres Marianistas, por publicar un manual para la enseñanza de la religión musulmana.

El texto fue publicado hace un año con contenidos elaborados por la Unión de Comunidades Islámicas de España, UCIDE, y el apoyo de la Fundación Pluralismo y Convivencia, dependiente del Ministerio de Justicia. Los obispos advirtieron que el manual "no ha sido realizado con el conocimiento ni el consentimiento de la Conferencia Episcopal" y cargaron el peso de su reproche contra los editores.

Desautorización a SM

"La responsabilidad de la edición de ese libro y de los demás proyectados en la misma serie corresponde a la editorial", señaló Juan Antonio Martínez Camino. La editorial SM es responsable también de uno de los manuales de Educación para la Ciudadanía más difundido en los centros de enseñanza católica concertada. El portavoz de los obispos evitó vincular el correctivo dictado contra SM con la publicación de este libro de texto, firmado por el filósofo José Antonio Marina.

Las reservas de la Conferencia Episcopal sobre el manual de enseñanza del Islam no afectan al contenido de un texto que los obispos "no conocen oficialmente", pero al que "no han dado el visto bueno", según subrayó Martínez Camino. La intención última es "evitar que se confunda el verdadero y deseado diálogo interreligioso con el relativismo o indiferentismo religioso" ante las "dudas suscitadas" desde ámbitos que el portavoz episcopal se negó a identificar.