Jueves, 27 de Septiembre de 2007

Hay Festival, la cana no perdona en el primer día

Arranca la segunda edición segoviana de un festival que nació hace 20 años en un pueblo de 1500 habitantes y 41 librerías en Gales.

DIEGO VASKO ·27/09/2007 - 20:13h

El profesor Michel Maffesoli, pasea por Segovia

Después de un verano lleno de festivales, uno ya sale preparado para la guerra. Una pequeña mochila, sustancias y alimentos y energía concentrada. Pero alguna diferencia ya se notaba cuando en vez del bronceador, hubo que coger un abrigo y hasta una bufanda.

Ayer comenzó la segunda edición segoviana de un festival que nació hace 20 años en un pueblo de 1500 habitantes y 41 librerías en Gales. Pero no hubo música ni literatura pop, ni siquiera literatura rompedora y alegre.

Almudena Grandes charló con el periodista Iñaki Gabilondo sobre su última novela en la que la historia de la posguerra civil adquirió actualidad al entrecruzarse en el diálogo con la Ley de Memoria Histórica. Así la ficción se mezcló con la realidad periodística ante un público que peinaba canas y llenó una Iglesia que ya no da misas.

"Hay que recuperar la memoria familiar de este país, la tradición", dijo la autora, al tiempo que amablemente contó lo obsesiva que es a la hora de preparar un relato.

Además, en otro espacio y también por 7 euros, cuatro mujeres corresponsales de guerra hablaron de los riesgos de su oficio y recordaron a la periodista rusa asesinada Anna Politkovskaya.

Para el menú de hoy han preparado un cóctel sin tanta arma, más ficción: Bogotá 39, Ian Rankin y Chris Stewart.


Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad