Jueves, 27 de Septiembre de 2007

Almudena Grandes continuará por la recuperación de la memoria histórica

Agencia EFE ·27/09/2007 - 19:48h

Agencia EFE - La escritora Almudena Grandes y el periodista Iñaki Gabilondo, hoy antes de la conversación mantenida entre ambos dentro de las actividades del The Guardian Hay Festival que se celebra en Segovia hasta el próximo domingo. EFE

La próxima obra de la escritora Almudena Grandes continuará por el camino de la recuperación de la memoria histórica de España, en lo que consideró como una novela "carretera secundaria" de su último libro "El corazón helado", aunque reconoció que "después tendré que recuperar el presente".

La autora de "Las edades de Lulú", "Malena es un nombre de tango" y "Los aires difíciles", habló hoy con el periodista Iñaki Gabilondo sobre "El corazón helado" en la inauguración del Hay Festival de Segovia y, en conversación con el público, confesó que la obra la dejó tan exhausta que no tiene prisa por publicar.

No obstante, la escritora puntualizó que le han quedado tantas historias en su cabeza, sin plasmar en el libro, como carreteras secundarias, que lo próximo que publicará serán varias novelas, de unas 150 páginas cada una, como los "Episodios nacionales" de Benito Pérez Galdos, por quien mostró una gran admiración.

Almudena Grandes dijo: "No me preocupa mi próximo libro, que ya se cual va a ser, un poco el mismo proyecto que el anterior, sino el siguiente al próximo porque tengo que recuperar el presente, aunque no tengo prisa por publicar".

En la conversación con Iñaki Gabilondo sobre su último libro, donde habla de la historia reciente de España y del conflicto con la memoria de las nuevas generaciones, la escritora abogó por "recuperar la memoria familiar y la de este país, nadie vive en el vacío y la tradición democrática española está incompleta".

Insistiendo en esta tesis, Grandes añadió que en el campo de la recuperación de la memoria histórica, "la clase política ha ido detrás de la sociedad y se ha ido articulando desde impulsos individuales, aunque parece que ahora se suman las instituciones".

A la hora de escribir "El corazón helado" Almudena Grandes se encontró con algunas lagunas, como lo que rodeó a la División Azul y la segunda generación del exilio, ya que las únicas imágenes que se divulgan, a su juicio, es la salida de exiliados por los Pirineos, en 1939, y la bajada de algunos líderes por la escalerilla del avión, en 1977.

Considerada como "una novela especial" esta última obra fue concebida por la escritora hacia 1972, cuando contaba con 12 años, en la cocina de su casa, con su madre, viendo en una revista "Hola" fotos de la artista del espectáculo Josephine Baker.

Entonces su progenitora le dijo que su abuela había visto a Baker actuar desnuda y, según Almudena Grandes, "en mi mentalidad de niña del franquismo no podía caber que mi abuela hubiera sido más moderna que mi madre".

A la hora de escribir el libro Grandes vivió momentos de gran emoción, mostrando una especial pasión por el personaje de Casilda García Guerrero, una miliciana que aparece en la obra, a los 20 años, en la batalla de Madrid, y 31 después, ""llena de humillación, amor y rabia".

De Casilda, a la autora de la novela le hizo llorar esta frase: "hicimos algo tan grande que nadie lo diría al vernos ahora".

De ahí que la autora conciba la obra "no como una novela sobre el pasado, ni histórica de forma exhaustiva, sino sobre la memoria y la reconstrucción sentimental del pasado".