Jueves, 27 de Septiembre de 2007

La Fundación Tapies reúne la más destacada selección de fotos del iraní Bahman Jalali

Agencia EFE ·27/09/2007 - 18:45h

Agencia EFE - Una mujer observa unas imágenes de la exposición del fotógrafo iraní Bahman Jalali, una de las figuras más relevantes de la cultura contemporánea iraní, que presentó hoy en la Fundación Tapies. EFE

La Fundación Tapies reúne a partir de hoy la mayor selección de fotografías que se ha hecho hasta el momento de la obra del fotógrafo iraní Bahman Jalali, el máximo representante de este arte en el Irán contemporáneo, y que ofrece testimonio tanto de la revolución iraní como de la vida cotidiana.

Nacido en Teherán en 1944, este economista de formación, que nunca ha sido fotógrafo profesional en el sentido económico del término, aprendió el oficio de forma autodidacta, mientras estaba en la universidad, y es de los que creen que la Historia "se construye a través de las fotografías, que nos modelan".

La comisaria de la exposición, Catherine David, junto con la directora de proyectos de la Fundación Tapies, Nuria Enguita, ha explicado hoy en rueda de prensa que Jalali destaca por su profundo conocimiento de la tradición, así como por su implicación en los trabajos, en los que siempre "muestra su compromiso personal".

También es de los primeros en Irán en haber concebido la fotografía como arte y en haber impulsado su aceptación por parte del gran público.

La retrospectiva de la Tapies revisa todos los aspectos de su trabajo artístico e incluye una amplia selección de sus fotografías documentales, así como de las series "Días de sangre, días de fuego" y "Khorramshahr. La ciudad que fue destruida".

En "Días de sangre, días de fuego", realizada en colaboración de su esposa Rana Javadi entre los años 1978 y 1979, Jalali posa su mirada sobre la revuelta popular en contra del Sha, el desarrollo de la revolución hasta el regreso del Ayatolá Jomeini y la apropiación de la misma por parte de los religiosos.

"Khorramshahr. La ciudad que fue destruida" es una serie que data de 1981 y constituye un registro visual de lo que fue la guerra entre Irán e Irak, especialmente en Khorramshar, una localidad del sur del país que fue ocupada por el ejército iraquí desde noviembre de 1980 hasta junio de 1982.

En Barcelona también puede verse "Bushehr, ciudad portuaria", otra serie realizada entre los años 1974 y 2006, en la que se constata la destrucción y degradación de una de las ciudades portuarias más antiguas e importantes de Irán, mientras que en "Pescadores" las imágenes aluden al trabajo de los pescadores y fueron tomadas por Jalali en los períodos en los que viajó y convivió con ellos, retratando sus duras condiciones laborales.

En su obra, por otra parte, también hay lugar para las formas arquitectónicas tradicionales del desierto de Irán, reconocidas como uno de los estilos arquitectónicos más importantes del mundo.

El artista se detiene ante edificios de barro y ladrillo cubiertos en forma de cúpula y también ante otras formas arquitectónicas más simples e inspiradas en la naturaleza.

Otro de los proyectos que se presentan en la capital catalana son las últimas imágenes del estudio del fotógrafo Bahram Chehrenegar de Shiraz, fallecido en 2001 y cuyo archivo fue vendido en el año 1993 a la Oficina de Investigación Cultural de Irán por mediación de Jalali.

Cierran esta selección sus fotomontajes de negativos de la época Qajar, anterior a la época Pahlevi, que revisitan de una forma experimental e innovadora la historia de la fotografía iraní.