Jueves, 27 de Septiembre de 2007

El XV Festival de Cine Erótico apuesta por la formación y la producción cinematográficas

Agencia EFE ·27/09/2007 - 18:54h

Agencia EFE - La malabarista erótica Sonia Baby (i) y la actriz y portavoz del FICEB, Anastassia Mayo, durante la presentación hoy del XV Festival de Cine Erótico de Barcelona. EFE

La XV edición del festival internacional de cine erótico (FICEB) se centrará en la formación cinematográfica de los asistentes a partir de distintas actividades que se celebrarán del 3 al 7 de octubre en La Farga de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

La filmación en directo de un largometraje X, dirigido por el prestigioso realizador Pierre Woodman, un taller de cine para nuevos directores o un seminario para futuros actores serán algunas de las actividades destacadas del festival, presentado hoy.

El FICEB incorpora, como en la edición pasada, el 'Heatgay', el rincón homosexual del festival, que ofrecerá talleres, exhibiciones y exposiciones de fotografía.

También las mujeres tendrán su espacio en el edificio de La Farga. Por primera vez, se han programado, sólo para ellas, mesas redondas, talleres, charlas y espectáculos lésbicos, con el único objetivo de aprender de sexo y erotismo.

Como novedad importante, este año el espacio Club Bizarre mostrará espectáculos de sado y fetichismo, y se crearán distintas áreas temáticas.

Por otra parte, el festival hará especial hincapié en la producción de películas. Así, se celebrarán tres concursos correspondientes a las categorías heterosexual, gay y fetiche o sado, además de otro dedicado a los cortometrajes.

Los organizadores del FICEB han querido homenajear en esta edición al actor de cine pornográfico Nacho Vidal, por lo que se presentará una retrospectiva de su trayectoria profesional.

Los conciertos pondrán punto y seguido a las noches de las cinco jornadas dedicadas al erotismo, con una sorpresa: el "Masca Man", un individuo que cerrará el festival con un espectáculo inesperado, y que la organización mantiene en suspense.

José María Ponce, uno de los portavoces del festival, ha denunciado "la discriminación que sufre el género erótico a nivel político, también con la nueva ley del Cine".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad