Jueves, 27 de Septiembre de 2007

Los obispos apoyan cualquier iniciativa democrática contra la asignatura de EPC

Agencia EFE ·27/09/2007 - 17:29h

Agencia EFE - El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan Antonio Martínez Camino. EFE

La Conferencia Episcopal Española (CEE), apoya "sin excluir ninguna" cualquier iniciativa o acción "democrática y pacífica" contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía, incluidas el derecho de los padres a la objeción de conciencia y una posible manifestación pública contra la asignatura.

Así lo puso de manifiesto hoy, reiterando la doctrina de los últimos documentos de la CEE sobre esta cuestión y las manifestaciones de los obispos en este sentido, el secretario y portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, durante una rueda de prensa para informar sobre los acuerdos de la reunión de la Comisión Permanente de la CEE.

Camino recalcó que "aunque todos los contenidos de la asignatura fuesen buenos", por su carácter de asignatura obligatoria "sería igualmente inaceptable" no sólo para los colegios católicos sino para cualquier centro educativo porque el Estado no puede imponer ningún tipo de moral a nadie, y en este sentido recordó -refiriéndose a la FERE- que la asignatura no es compatible con el ideario católico de sus centros.

Aunque la Conferencia Episcopal no promueve ninguna acción o iniciativa legítima contra la asignatura, Martínez Camino afirmó, citando textos de la CEE, que apoya cualquiera que los padres y los centros, a título individual o colectivo, realicen o propongan para oponerse a ella, siempre que sea de un "modo pacífico, legítimo y justo".

Tampoco descartó, al ser preguntado específicamente por ello, el apoyo de los obispos a una manifestación si es que alguien llegara a plantearla, porque también, -dijo en tono de pregunta a los periodistas-, "¿se trata de un medio democrático.... no?.".

La CEE, reiteró, no ha aconsejado ninguna iniciativa concreta, pero opina también que ninguna puede ser excluida ante la gravedad del contenido de los Decretos, que atentan con los derechos fundamentales y constitucionales de la libertad de conciencia y de libertad religiosa, y que plantean unos desafíos que necesitan "de una respuesta clara y activa".

El portavoz criticó asimismo el positivismo jurídico de decir que una ley es buena porque ha sido votada democráticamente por el Parlamento, y reiteró que las leyes son buenas o malas independientemente de cómo han sido elaboradas, porque previamente a ellas están los valores éticos y naturales y la dignidad de la persona humana.

El debate sobre la asignatura de ciudadanía ha tenido una respuesta "notable" de los padres, y es un debate que se vislumbra largo en el tiempo porque el problema se está empezando a plantear ahora ya que todavía hay comunidades autónomas donde la asignatura no ha empezado a impartirse, recordó.

La Comisión Permanente de la CEE debatió también, informó Camino, sobre unos manuales editados por SM para la enseñanza de la religión musulmana en la escuela, y que fueron publicados el pasado año con el apoyo de la Fundación Pluralismo y Convivencia y con textos elaborados por la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE).

Camino señaló que ante afirmaciones publicadas de que la CEE había dato el visto bueno a estos textos y "ante las dudas suscitadas a este respecto", la CEE notifica que "dicha publicación no ha sido realizada con el conocimiento ni el consentimiento de la CEE. La responsabilidad de la edición de ese libro y de los demás proyectados en la misma serie corresponde a la editorial".

El portavoz de la CEE dijo que los obispos no entran en el contenido de los textos, pero que hacen estas puntualizaciones -como dice textualmente la nota de prensa facilitada- "con el deseo de evitar que se confunda el verdadero y deseado diálogo interreligioso con el relativismo o indeferentismo religioso".