Jueves, 27 de Septiembre de 2007

El Congreso aprueba con la abstención del PP la modificación del Cupo vasco y su metodología

Agencia EFE ·27/09/2007 - 16:12h

Agencia EFE - El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes (izda), conversa con el portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka. EFE

El Pleno del Congreso aprobó hoy con el voto a favor de todos los grupos, a excepción del PP que se abstuvo, dos proyectos de ley que modifican el Concierto Económico con el País Vasco y fijan su metodología para el quinquenio 2007-2011, establecido en 1.565 millones de euros para este año.

Los proyectos fueron defendidos por el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, que destacó el "ejercicio de responsabilidad institucional" hecho por el Gobierno para mantener actualizadas las competencias tributarias de los territorios históricos y la potestad tributaria foral que está en la base del concierto y la autonomía del País Vasco.

Todos los grupos, en el turno de fijación de posiciones, destacaron el clima de diálogo en la Comisión mixta del Concierto Económico, integrada por representantes del Gobierno central y de las instituciones vascas, lo que se traduce en "estabilidad" y "normalidad política", mientras que el PP se abstuvo.

El proyecto de ley sobre la modificación del Concierto Económico vasco fue aprobado por 299 votos a favor, ninguno en contra y una abstención, mientras que la metodología de cálculo del Cupo para el quinquenio 2007-2011 fue aprobada por 175 votos a favor, 124 abstenciones y 1 voto en contra.

En su intervención, Solbes destacó la "continuidad del Concierto" con el Cupo "como parte esencial del mismo" y el "compromiso del Gobierno por su respeto y permanente actualización".

Solbes explicó que era necesario una modificación del Concierto, teniendo en cuenta que "se han producido modificaciones de índole tributario".

En este sentido, citó las últimas reformas llevadas a cabo sobre el IVA, el incremento de competencias normativas de las comunidades en el impuesto especial sobre determinados medios del transporte y en el impuesto sobre las ventas minoristas de determinados hidrocarburos, entre otras.

Los portavoces parlamentarios de EA, IU, PNV, ERC, CiU, PP y PSOE mostraron su satisfacción por el acuerdo y anunciaron su voto favorable, a excepción del Grupo Popular, que dijo que se abstendría.

La portavoz de EA, Begoña Lasagabaster, comentó que los dos proyectos de ley son consecuencia del acuerdo entre la representación del Gobierno del Estado y las instituciones del País Vasco, y "afecta a la identidad" de esta comunidad, al tiempo que puntualizó que no se trata de un "privilegio".

Desde IU, Gaspar Llamazares manifestó que el acuerdo para renovación del Concierto y la metodología "es una buena noticia para el desarrollo de la convivencia armónica" y valoró que "se recupere la normalidad" en un momento, precisó, en el que "los desagravios es lo más habitual".

El portavoz del PNV Pedro Azpiazu resaltó que con la aprobación de la metodología se contribuye a "dotar de estabilidad y facilitar las relaciones entre el Estado y el País Vasco" durante los próximos cinco años.

Por parte de CiU, el diputado Josep Sánchez Llibre señaló que "lo que es bueno para Euskadi también es bueno para Cataluña" y aseguró que sentía "una envidia sana" acerca de los proyectos debatidos sobre el Concierto Económico.

En el mismo sentido se pronunció el diputado de ERC Joan Puig Cordón, que reclamó para Cataluña "las mismas responsabilidades" que ejerce el País Vasco y subrayó que lo que se aprueba hoy tiene contenido, por lo que precisó "eso sí es tener la gallina (de los huevos de oro)".

Por tanto, Puig Cordón emplazó a CiU a ejercer la misma "unidad" de los vascos en la reclamación de sus derechos históricos".

Desde el PP, José Eugenio Azpiroz, tras anunciar que su grupo se iba a abstener, explicó que no pueden ser las "competencias individuales y las responsabilidades compartidas" y añadió que "es obvio que los privilegios o subvenciones son inasumibles en el contexto de la UE".

Manifestó que la abstención del PP al proyecto de la ley del Cupo es "un sí a nuestras competencias, a nuestra financiación, a nuestro Gobierno" y señaló que "en definitiva, esta abstención es un sí en defensa del Concierto Económico".

La diputada socialista Arantza Mendizábal dijo al PP que era "muy grave abstenerse en un debate como éste", ya que apuntó que el Concierto es la "institución que regula formalmente las relaciones financieras y tributarias de los territorios forales".