Jueves, 27 de Septiembre de 2007

Los fabricantes españoles no se dan por aludidos

MANUEL ANSEDE ·27/09/2007 - 11:43h

La industria nacional de automóviles no ha reaccionado tras el anuncio del Gobierno de Noruega de prohibir los eslóganes ecológicos en los anuncios de coches. El portavoz de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac), David Barrientos, cree que los escandinavos "tienen una sensibilidad especial". Para Barrientos, la etiqueta "eco" indica una serie de prestaciones extra. "Todos sabemos que un coche emite CO2 y una serie de gases", admite Barrientos.

La directora de comunicación de Toyota, Clara Alberti, introduce otro matiz: "Hay que tener algo más que una campaña de publicidad para decir que eres amigo del medio ambiente".