Jueves, 27 de Septiembre de 2007

Autoridades no permitirán que violador español Vall de Hebrón entre al país

Agencia EFE ·27/09/2007 - 04:41h

Agencia EFE - El Procurador General de la República Dominicana, Radhamés Jiménez Peña, solicitó ayer a la Dirección General de Migración que imponga un "impedimento de entrada al país" al español José Rodríguez Salvador (en la imagen), conocido como el violador del Vall de Hebrón. EFE

Las autoridades dominicanas no permitirán que el español José Rodríguez Salvador, conocido como el violador del Vall de Hebrón, entre en el país, informó hoy el director de Migración local, Carlos Amarante Baret.

"Hemos puesto un impedimento de entrada a esa persona (a Rodríguez Salvador), que acusan de violar a decenas de mujeres en España", dijo Amarante Baret en declaraciones a la prensa local.

El funcionario indicó que las autoridades dominicanas "no permitiremos ese tipo de delincuente en el país".

El Procurador General de la República Dominicana, Radhamés Jiménez Peña, solicitó ayer a la Dirección General de Migración que imponga un "impedimento de entrada al país" al español.

Un portavoz de este departamento dijo a Efe que Jiménez Peña tiene intención de ponerse en contacto con el Fiscal General del Estado de España, Cándido Conde-Pumpido, para obtener detalles sobre el caso de Rodríguez Salvador.

Según informaciones publicadas por medios españoles, la familia del ex presidiario quiere que viaje a la República Dominicana, donde estaría bajo la tutela de una orden religiosa.

Rodríguez Salvador está en libertad desde el pasado fin de semana, cuando abandonó la prisión tras cumplir 16 de los 311 años a que fue condenado, después de que la Audiencia de Barcelona ordenara su excarcelación definitiva.

La salida de la cárcel de este condenado ha desatado en los últimos meses en España una amplia polémica sobre la rehabilitación de condenados con riesgo de reincidencia y la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha anunciado su intención de recurrir al Tribunal Supremo (TS), al que pedirá que vuelva encarcelarlo.