Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

Veto israelí a la mediación

Moratinos envía a la ONU una propuesta siria sobre el conflicto de las Granjas de Sheba.

PÚBLICO/AGENCIAS ·26/09/2007 - 20:48h

Israel llevó ayer a cabo la mayor ofensiva en Gaza desde que Hamas se hiciera con el control de la zona. AFP

Israel rechazó ayer una propuesta siria para colocar el territorio disputado de las Granjas de Sheba, que ocupa el Ejército israelí desde la guerra de 1967, bajo el control temporal de Naciones Unidas.

Las Granjas de Sheba son un remoto paraje deshabitado de unos 25 kilómetros cuadrados de superficie, situado entre Líbano y el Golán sirio ocupado por Israel. Se trata de un territorio que carece de importancia estratégica, aunque se ha convertido en punto de contención entre sirios, israelíesy libaneses. Cuando Israel se retiró de Líbano en el año 2000, mantuvo el control sobre esa zona con el argumento de que pertenece a Siria y no a Líbano. Damasco comunicó su iniciativa al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a través del ministro español de Asuntos Exteriores.

Miguel Ángel Moratinos fue elegido por Siria para concretar la oferta, debido a la buena imagen que tiene, tanto en Siria como en los demás países árabes. El diario israelí Haaretz informó que Moratinos envió hace quince días a Ban Ki-moon una carta redactada tras su visita a Damasco en agosto. El presidente sirio, Bashar Asad, había solicitado su mediación.Un portavoz del Ministerio español de Exteriores dijo a Público que se encontraban “verificando” la información publicada por el diario israelí.

Rechazo de Israel

La iniciativa ha sido recibida con frialdad en Israel. El portavoz del Ministerio de Exteriores señaló a Público que la gestión de Moratinos “no implica ningún cambio en la posición israelí”.Siria ha mantenido cierta ambigüedad al respecto y nunca ha dicho de manera oficial si considera propio ese territorio o si es libanés. Por eso, ahora propone a la ONU que se haga cargo de las Granjas hasta que se decida a quién corresponde la soberanía.

El Gobierno de Beirut ha preferido mantener un perfil bajo en la disputa. Pero en el año 2000, cuando el Ejército hebreo se retiró del sur de Líbano, Hizbola denunció que  la retirada no era completa puesto que no comprendía las Granjas de Sheba.Ataques de HizboláDe esta manera, las milicias chiíes justificaron el hostigamiento contra las tropas israelíes presentes en las Granjas y llevaron a cabo un gran número de ataques.

El año pasado, el primer ministro libanés, Fuad Siniora, manifestó que era partidario de transferir las Granjas a Naciones Unidas mientras se decidía a quién corresponde la soberanía. El problema fronterizo se remonta a 1923, cuando Francia y el Reino Unido establecieron las fronteras de la región sin precisar la línea divisoria en esa zona.En la actualidad la ONU está tratando de establecer la auténtica frontera entre los dos países.

Israel afirma que antes de retirarse esperará a quela ONU complete su trabajo, dando a entender que sólo se retirará si las Granjas son territorio libanés.Ésta no es la primera vez que Damasco toma a Moratinos como canal para trasladar a Israel o a la ONU sus ideas. Ya lo ha hecho a menudo en el pasado, especialmente durante los años en que el ahora ministro de Exteriores fue enviado especial de la UE para Oriente Próximo.

En Israel, en cambio, no ven con buenos ojos la mediación de Moratinos, ya que los israelíes consideran “hostil” a cualquier político extranjero que husmea demasiado en el conflicto. A políticos como el ex presidente demócrata Jimmy Carter, artífice de la paz con Egipto, o el ex secretario de Estado James Baker les llueven las críticas e incluso se les ha acusado injustamente de “antisemitismo”, tres cuartos de lo mismo ocurre con Moratinos.

Nueve palestinos muertos 

El Ejército israelí mató ayer a nueve palestinos en dos operaciones militares en Gaza. Cinco miembros de Hamás murieron en un ataque aéreo.

Los milicianos perecieron cuando el coche en el que viajaban recibió el impacto de un misil en la ciudad de Gaza. Otro proyectil acabó con la vida de cuatro personas en la población de Beit Hanún, en el norte de Gaza.

El objetivo era un palestino armado pero la explosión mató a otros tres civiles. El ministro de Defensa, el laborista Ehud Barak, amenazó con una gran ofensiva contra Hamás: “Tenemos muchos motivos para realizar una gran operación en Gaza, nada que ver con lo de las últimas semanas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad