Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

España anuncia que hará un plan nacional para la Alianza

Agencia EFE ·26/09/2007 - 22:20h

Agencia EFE - El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos (i), durante la reunión bilateral que mantuvo con el representante del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, Peter Van Walsum, en el marco de la 62 Asamblea General de la ONU, en Nueva York. EFE

España anunció hoy, en una reunión del Grupo de Amigos de la Alianza de Civilizaciones, que hará un plan nacional para incorporar los objetivos de esa iniciativa a sus políticas de Estado, al tiempo que animó a los otros países a seguir una vía similar.

"España tiene la intención de redactar un plan nacional para la Alianza, que incluya sus aspectos exteriores e internos", anunció hoy el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, durante su intervención en esa reunión celebrada al margen del debate público de la 62 Asamblea General de la ONU.

A la reunión del grupo de amigos de la Alianza de Civilizaciones, asistieron representantes de 70 países, y entre ellos 25 a nivel de ministro de Asuntos Exteriores.

La Alianza es una iniciativa conjunta de España y Turquía que favorece el diálogo y la comprensión mutua entre diferentes identidades culturales, sin renunciar a las propias, entre otros aspectos, que ha sido adoptada por Naciones Unidas y que cuenta con un representante especial, el ex presidente de Portugal Jorge Sampaio.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy el apoyo de los países a la Alianza pues, dijo, "ahora es más necesario que nunca" ante el aumento "en cualquier lugar del mundo de la intolerancia y las tensiones culturales".

"Cada día surgen nuevos ejemplos del doloroso impacto que los malentendidos culturales y los prejuicios religiosos pueden tener en las relaciones entre comunidades, en los mismos países y más allá de las fronteras", dijo Ban.

El máximo responsable de la ONU consideró que la Alianza de Civilizaciones permite hacer frente a esos desafíos, al tiempo que pidió a los países actuar desde la perspectiva nacional, tal como ha hecho España.

Consideró así que la Alianza está bien posicionada para apoyar iniciativas que mejoren las relaciones interculturales, y en áreas como la educación, los medios de comunicación o la juventud, puede favorecer la cooperación entre gobiernos, organizaciones internacionales, grupos civiles y fundaciones.

Moratinos, en su intervención explicó a los países, que para dar a la iniciativa "más coherencia y visibilidad" se deberían poner en marcha iniciativas a nivel nacional como la que tiene en cartera el Gobierno español.

En ese respecto recordó que España ha establecido las Casas Árabe, Sefarad-Israel, África y Asia, que se suman a la ya existente de América, como "instrumentos para promocionar el diálogo cultural".

Informó también de que el Gobierno del presidente José Luis Rodríguez Zapatero tiene la intención de presentar ese plan nacional al que se refirió con anterioridad, durante el primer Foro de la Alianza que se celebrará en Madrid los días 15 y 16 de enero de 2008.

Moratinos, durante un encuentro con la prensa, señaló que había pedido a los países su participación en el Foro de Madrid, al tiempo que recordó que "la Alianza de Civilizaciones no es una simple iniciativa, tiene estructuras, medios, instrumentos y una agenda".

Además de asistir a esa reunión, el ministro de Exteriores español desarrolla una intensa actividad diplomática con diversos encuentros en bilaterales y con grupos de países.

Así, asistió a la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, en la que abordaron asuntos como el deterioro de la situación en Birmania, en donde el régimen militar de ese país asiático está reprimiendo con dureza las manifestaciones pacíficas de civiles y monjes.

Moratinos anunció también que "España enviará una representación a Birmania" con una delegación francesa que viajará próximamente a Rangún.

Los ministros europeos y la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, abordaron también la situación de Oriente Medio y la próxima conferencia de paz que EEUU quiere organizar en noviembre próximo.

"Con esa conferencia se abren las esperanzas a que la visión de dos estados (judío y palestino) viviendo en paz y estabilidad se haga realidad", agregó.

Además de esas reuniones, Moratinos tuvo otros encuentros con su homólogo de Marruecos, Mohamed Benaíssa, con quien abordó, entre otros asuntos, cuestiones bilaterales, y con el enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, Peter Van Walsum.

A ese respecto, fuentes diplomáticas españolas dijeron que "el tema del Sahara está ahora, donde España, con esfuerzo promocionó, que es en el del diálogo de las partes en el marco de la ONU".

Van Walsum, según las fuentes, prepara diversas medidas que "ayuden a reconstruir la confianza para que las partes superen las suspicacias".