Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

Un colegio desafía a la Generalitat

Barcelona Redactor ·26/09/2007 - 20:25h

De momento, silencio administrativo. La Conselleria de Educación de la Generalitat todavía no ha respondido de forma oficial a la provocación planteada por el colegio católico concertado Loreto-Abat Oliba de Barcelona. El viernes pasado el colegio ejerció "la objeción de conciencia" y anunció que el 90% de sus alumnos no cursaría la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

El mismo director del colegio, Luis Seguí, se mostraba estupefacto ante ese silencio. "Nos sorprende la demora", reconoció. A día de ayer, fuentes del Govern explicaban a Público que la carta que quieren remitir al centro, donde "se les recordará que tiene que cumplir con la normativa y el decreto de ordenación curricular de la Generalitat", todavía no está redactada.

La actitud del colegio raya lo chulesco. A propósito del dinero público que recibe el centro, su director decía que si la Conselleria "nos quitase el concierto, no nos haría ninguna gracia. Nos parecería una cosa muy barriobajera".

Seguí, que ha explicado que el colegio pide una asignatura alternativa "y sin la carga ideológica que tiene la de la Ciudadanía", también confiesa que hay manuales "que no están mal". Sin embargo, según la opinión del director, escoger un libro "no es arreglar el problema, es sólo un apaño".

Alfredo Dagnino, director de la Fundación San Pablo CEU, a la que pertenece el colegio, explicó el viernes pasado, en rueda de prensa, que no "escatimará esfuerzos en defensa de su ideario" y que promoverán un manifiesto al que esperan que se adhieran personas reconocidas del ámbito intelectual.

 


Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad